fbnoscript
20 de marzo de 2019

Actualización de carga de familia: otra vuelta en el fraude del Impuesto a las Ganancias sobre los salarios

Hay que organizar una fuerte campaña hasta liquidarlo.

El próximo 31 de marzo las empresas liquidarán el cierre del año fiscal 2018: el trabajador que no haya realizado su declaración jurada en el sitio web de AFIP ya no tendrá posibilidad de hacer reclamos. El cierre del año fiscal 2017 que se hizo para la misma época el año pasado, dejó a un sector importante de trabajadores sin cobrar un peso de su sueldo, que fue a parar a manos de los recaudadores del Estado.

Este año la trampa es doble: por un lado ya no se puede hacer la declaración jurada por escrito, por lo que el trabajador está obligado a gestionarse una clave fiscal, ingresar al sitio de AFIP, descargarse el Siradig Trabajador y realizar un trámite que para quienes no están familiarizados con la vida digital, resulta casi imposible.

La segunda parte de la trampa y en la que seguramente caerán miles de trabajadores este año, es que si realizaron la carga de familia antes de julio de 2018, la misma perdió validez por una nueva resolución que, además, obliga al trabajador a denunciar si cobra asignaciones familiares (lo que directamente le impide deducir a sus hijos) y a definir, en caso de compartir hijos, cuál de los cónyuges los deduce de Ganancias.

Si un trabajador dedujo de Ganancias a sus hijos, pero no actualizó la carga de familia después de la resolución de julio, la reliquidación de cierre del año fiscal se hará considerándolo soltero y sin hijos.

Alertamos a todos los trabajadores frente a esta nueva trampa para que ninguno quede atrapado en un impuesto que debería ser ajeno a quienes viven de su trabajo, pero que, a través de actualizaciones y artilugios burocráticos, atrapa cada vez a más trabajadores.

Hay que desarrollar una gran campaña para liquidar este impuesto sobre los salarios, porque el salario no es ganancia.

 

Compartir

Comentarios