fbnoscript
21 de marzo de 2019 | #1541

FATE: Estado de alerta y movilización

FATE: Estado de alerta y movilización

Asamblea de fábrica. Foto: Bernardo Ojo Obrero Fotografía

El acto realizado por el Plenario del Sindicalismo Combativo en las puertas del Ministerio de Trabajo ha sido una demostración del apoyo que ha suscitado entre los trabajadores la campaña que han desarrollado los compañeros del Sutna San Fernando y nacional. La movilización de los trabajadores de Fate se ha ido incrementando frente a cada acción de lucha. Esto es una demostración palmaria del apoyo masivo de los trabajadores de la fábrica a la orientación trazada por la dirección clasista del Sutna.

En el acto realizado en las puertas de la Secretaría de Trabajo, sobresalió entre las importantes intervenciones de dirigentes sindicales, la de la compañera de la comisión de mujeres del Sutna San Fernando – trabajadores de Fate, quien realizó una radiografía social de las implicancias de los posibles despidos masivos en la fábrica. La compañera señaló que dependen de estos puestos de trabajo más de dos mil hijos de los trabajadores, sumado a más de novecientas compañeras que se encuentran desocupadas a raíz de la crisis nacional. Junto a esta denuncia, sumó que del salario de los compañeros también dependen más de cincuenta discapacitados. La descripción de la compañera estremeció a los trabajadores movilizados frente a la profundidad de las consecuencias sociales a las que pretenden llevar el gobierno y la patronal a los compañeros.

Arribando a los días finales del período de negociación abierto por la Secretaría de Trabajo la patronal no ha retrocedido. Estamos frente a momentos decisivos. La carta enviada por la patronal de Fate al Ministerio de Producción (del cual depende la actual Secretaría de Trabajo) muestra con total claridad las exigencias patronales al Estado. En la misma, se responsabiliza al gobierno por “el cambio en las reglas de juego” -retenciones a la exportación, cargas impositivas, anulación de reintegros- que le impediría compensar con la exportación la retracción en el mercado interno.

Las palabras de la patronal les han dado la razón a los trabajadores que desde el primer momento señalaron que la crisis aducida por la patronal tenía estricta relación con las medidas gubernamentales. También ha quedado claro que la empresa siempre pretendió utilizar la crisis económica nacional para, en ese contexto, intentar quebrar la organización que los trabajadores de Fate han logrado, recuperando sus organizaciones y poniéndolas a disposición de todos los compañeros.

La campaña de infamias que mantiene el PTS respecto del Sutna debe ser repudiada por todo el activismo obrero y juvenil. Luego de “denunciar” a la dirección del Sutna por no hacer una asamblea general de la planta -cuando más de la mitad de los compañeros estaban de vacaciones-, el PTS presenció la asamblea general de la fábrica más grande que se haya realizado. Para que el lector pueda comprender, la asamblea representa la paralización del conjunto de la planta mientras se realiza la misma. Por otro lado, esta asamblea tuvo la particularidad que se realizó con el turno que ingresó del lado de adentro de los portones para evitar dejar vacía de compañeros la fábrica y neutralizar cualquier maniobra patronal. Hecha esta enorme asamblea, el PTS ha virado en su crítica y ahora exige un paro del gremio sin paro en Fate. Es absurdo que paren todas las fábricas menos Fate, siendo ellos los trabajadores amenazados. Mucho palabrerío faccional y poca acción de clase. La votación masiva de los trabajadores le dio (una vez más) la espalda a este grupo que pone por delante la intriga a la colaboración en la preparación de una posible lucha abierta entre los trabajadores y su sindicato recuperado de un lado, y la patronal y el Estado del otro.

Ni despidos, ni retrocesos en el convenio

El rechazo al recurso preventivo de crisis por parte del Sutna ha puesto en evidencia cuestiones de mucha profundidad. Estos recursos fueron inventados para lograr un acuerdo entre las patronales y los sindicatos por debajo de la ley laboral y abaratarle los ajustes a las patronales. El rechazo del Sutna al preventivo ha dejado sencillamente sin efectos las prerrogativas de los preventivos. El contraste con los sindicatos dirigidos por la burocracia es total.

El planteo es: rechazo de plano a las maniobras del Estado y las patronales. Campañas y movilizaciones de cara a toda la clase obrera. Mandato de los sectores. Asamblea general de fábrica. La única manera de preparar a los trabajadores para un conflicto, es que sean los trabajadores quienes deciden sus propios pasos.

Los trabajadores de Fate y el Sutna han utilizado todos los recursos para organizar a cada trabajador frente a la amenaza patronal. Cada compañero es consciente de lo que está en juego y cuenta con la disposición a enfrentarse a los ataques. La patronal mantiene su intransigencia pero sabe que se enfrenta a un movimiento de envergadura que puede generar una rebelión entre los trabajadores de toda la zona norte que están siendo fuertemente afectados por los despidos y el ataque a sus convenios colectivos. Los trabajadores de Fate han fijado una clara posición. La crisis no debe ser puesta en la cuenta de los trabajadores. Fuerza compañeros.

Compartir

Comentarios