fbnoscript
29 de marzo de 2019

La Rioja: la lucha docente en momentos decisivos

Por Pedro Carrizo
Tribuna Docente La Rioja

La huelga docente en La Rioja lleva casi un mes, y hoy tendrá un momento decisivo con la reunión del gremio con el gobierno de Sergio Casas, que apenas se ha movido del 20% que dio en febrero.

Asambleas, cortes de ruta, sentadas frente a los colegios junto a alumnos y padres y movilizaciones son algunos de los métodos que se vienen dadndo los trabajadores docentes para acompañar el paro y hacen sentir su fuerza. La convocatoria a una marcha provincial adquirió una masividad importante, pero fue impedida de llegar a Casa de Gobierno o al Ministerio por parte de la dirección de la Asociación de Maestros y Profesores (AMP) -ya la burocracia sindical mostraba entonces sus intenciones de convertirse en contención en el conflicto.

La lucha adquiere cada día una mayor adhesión de los maestros y profesores, y cada vez más apoyo popular, más aún luego de conocerse el “aumento” del 15% a los estatales de la provincia, que los empleados públicos rechazan.

Por todo eso, no es momento de aflojar. Desde Tribuna Docente llamamos a la docencia riojana a rechazar la propuesta salarial que pretende aprobar el sindicato AMP en acuerdo con el gobierno de Sergio Casas, que sumaría al 20% de febrero un aumento de $1.500 en abril y de $2.000 en julio (montos que, por ser bonificables y no remunerativos, son un 17% menores en el salario de bolsillo, al restársele los aportes).  Es una burla a nuestra lucha de más de 20 días.

Proponemos el llamado a una asamblea de toda la docencia provincial, siguiendo los pasos de la docencia autoconvocada de Chilecito y Famatina que logró unir a toda la docencia, que resuelva como seguir la lucha en base al pliego reivindicativo aprobado por los docentes unidos de Chilecito y Famatina. El pliego incluye la participación de delegados de la asamblea en la mesa salarial, una propuesta para que los docentes no permanezcan con salarios de pobreza, y el rechazo a la conciliación obligatoria llamada por el gobierno.

Consideramos fundamental este último punto, en cuanto tiene por único objetivo desmovilizar a los trabajadores docentes para seguir pagando salarios de miseria. Una conciliación que también está viciada en cuanto el gobierno, nuestro patrón, pretende convertirse también en el mediador.

En el camino de la unidad y de las asambleas, como en Salta y Chaco, es que vamos a llegar a la victoria.

En esta nota:

Compartir

Comentarios