fbnoscript
8 de abril de 2019

Más de 2.100 trabajadores y trabajadoras expulsados del CONICET

El miércoles 10 nos movilizamos al Polo Científico y a todos los CCT del país.

El anuncio de los resultados de la convocatoria 2018 a Carrera de Investigador Científico de CONICET ha implicado la expulsión de más de 2.100 trabajadores y trabajadoras del sistema científico. En la mayoría de los casos son despidos ya que los compañeros y compañeras se encuentran al día de hoy trabajando dentro del organismo.

Se trata, claro está, de una política del gobierno de Macri de desmantelar el sistema científico público en el marco del brutal ajuste que ha planteado el FMI como contrapartida para el financiamiento de la deuda contraída. 

En el marco de una crisis económica que se agudiza cada día más, quienes quedan fuera del CONICET ven cerrada la posibilidad de ingresar a las universidades nacionales o los organismos de ciencia y técnica (INTA, INTI, CNEA) que ya vienen sufriendo sus propios ataques presupuestarios y despidos masivos. En el contexto de la recesión económica, tampoco el sector privado constituye una opción real. Esta situación implica que la gran mayoría de los se verá forzada a abandonar su carrera científica tomando trabajos precarios o emigrar al exterior. En una expresión de cinismo, que en su caso no sorprende, el degradado secretario de Ciencia, Lino Barañao, ha salido en los medios a festejar como un triunfo que “el ajuste no sea mayor” y que miles de científicos deban emigrar forzosamente por la falta de oportunidades en el país.

El conflicto que vuelve a repetirse este año en CONICET excede el aspecto presupuestario específico y un mero cambio de gobierno. El ajuste en el principal organismo de ciencia y técnica de Argentina no puede separarse del ajuste general sobre los trabajadores y trabajadoras estatales y el pueblo trabajador en su conjunto. Las condiciones que ha impuesto el FMI implicarán cientos de miles de nuevos despidos y una degradación aún mayor de nuestras condiciones de vida. En este contexto, sólo una ruptura con el Fondo y un desconocimiento de la deuda usuraria podrían modificar este panorama. A excepción del Frente de Izquierda, ningún otro bloque político ha planteado una ruptura con el Fondo y su programa, sino todo lo contrario. No resulta sorprendente porque son las mismas fuerzas que han sostenido en el Parlamento las leyes del ajuste. El condicionamiento del FMI respecto al financiamiento en ciencia y técnica es tan directo que en los últimos días salieron a la luz rumores acerca de los consejos del Fondo respecto a la privatización del CONICET. 

En este contexto, el directorio de CONICET ha cumplido nuevamente un rol nefasto. Tras las declaraciones públicas de falta de presupuesto, le han puesto nuevamente la firma miles de despidos. Han convalidado una vez más la política de ajuste de Macri en un momento en el cual el organismo está sumido en la parálisis presupuestaria: institutos que no pueden afrontar el pago de la luz o el gas, subsidios que no se pagan, miles de trabajadores y trabajadoras bajo la línea de pobreza, eliminación de los subsidios para organizar congresos en el país o asistir a congresos en el exterior. Las acciones de parte del Directorio no pasan de declaraciones de denuncia aisladas.

Organizarnos y salir a la calle contra la destrucción del sistema científico

Los trabajadores y trabajadoras de ciencia y tecnología venimos organizándonos contra el ajuste y en defensa de la investigación desde hace años. Fue con los métodos de la asamblea, la movilización, la ocupación frente a los despidos y la independencia política de las autoridades que logramos frenar el recorte en 2016, conquistar derechos laborales para los becarios y becarias, impedir el despido de compañeros administrativos y concretar la efectivizacion de CIC y CPA y los aumentos salariales que pretendían negarnos. Ese es el camino que hemos seguido para defendernos de los ataques del gobierno y la patronal y el que hemos seguido para conquistar nuevos derechos. No podemos esperar a octubre: la lucha es ahora. Exigimos al Congreso una partida presupuestaria extra inmediata para garantizar los ingresos y sacar al CONICET de la parálisis presupuestaria en la que se encuentra. 

Por todo esto, el miércoles 10 nos movilizaremos al Polo Científico y a todos los CCT del país.

¡Basta de ajuste en ciencia!

Partida presupuestaria extra urgente para el CONICET

Basta de despidos y expulsiones

Aumento salarial ya

En esta nota:

Compartir

Comentarios