fbnoscript
8 de abril de 2019

Campaña de pronunciamientos contra los hechos de violencia de ATE Quilmes

Una patota de la conducción agredió a afiliados en la reciente asamblea fraudulenta de memoria y balance.

Tras el fraude y el ataque de una patota contra un conjunto de afiliados en la reciente asamblea de memoria y balance de ATE Quilmes, el pasado 5 de abril, desde la agrupación Tribuna Estatal Quilmes lanzamos una campaña de pronunciamientos de repudio.

En el horario de inicio de la asamblea, los estatales nos encontramos con un salón copado por personas que no son del gremio, y que hostigaban el ingreso de los verdaderos afiliados. Como se denuncia en el pronunciamiento -que se puede leer y firmar aquí abajo- en el momento de la votación diferentes afiliados solicitaron que se retiren del salón un importante número de personas que no son afiliadas al gremio, a fin de que se respete el debate entre afiliados al gremio y poder expresar las opiniones con respecto al accionar de la conducción seccional, provincial y nacional. La conducción local, de la Lista Verde, temerosa de los resultados de este debate, atacó con una patota, dirigida por un boxeador profesional, a miembros de distintas agrupaciones de la oposición, dejando a varios afiliados –entre ellos una compañera- -en situación de hospitalización.

Tras el ataque, y sin mediar ningún tipo de debate, se hizo votar a la asamblea, aprobándose la memoria y balance y la junta electoral de las próximas elecciones. Por su parte, la Lista Verde montó un operativo de encubrimiento acusando a las víctimas de la golpiza de romper vidrios del sindicato, cuando los registros en video muestran claramente como una patota con las pecheras de la Verde agrede a los compañeros.

Claudio Arévalo, secretario general de la seccional, avaló todo este accionar. Ya desde temprano circulaba un audio en el que daba indicaciones sobre qué temas no se iban a permitir debatir y cómo se debía interrumpir a quienes lo planteasen. En ese mismo audio, a su turno, Arévalo se refería de forma implícita al acomodo arbitrario de sus familiares en cargos del Estado.

Desde que asumió esta comisión directiva el cuerpo de delegados ha tenido un funcionamiento casi nulo, no hay debate, el sector de auxiliares está completamente abandonado, han pasado reforma tras reforma y el sindicato no hace nada, avala con su parálisis. Se niega a convocar a elecciones de delegados si los candidatos no responden a la Verde: una falta elemental de principios democráticos.

La conducción local responde a Hugo “Cachorro” Godoy  (ATE Nacional) y a Oscar De Isasi (ATE Provincia), conducciones que son responsables de este accionar que ya se ha repetido en otros momentos -como por ejemplo,  en la seccional  Morón en 2018. 

Las filmaciones son claras: se debe expulsar a toda esta patota del sindicato y a quienes dieron rienda suelta. Esta asamblea de memoria y balance debe ser impugnada por todos estos hechos, los afiliados deben volver a debatir y aprobar o rechazar la Memoria y Balance, como así también votar una junta electoral para las próximas elecciones.

Vamos por una gran campaña de denuncia contra estas prácticas propias de la burocracia sindical, en la perspectiva de recuperar el sindicato para que defienda a nuestros compañeros contra el ajuste de Vidal y Macri.

En esta nota:

Compartir

Comentarios