fbnoscript
17 de abril de 2019

Un acuerdo contra la docencia y la educación pública

La conducción de Suteba aceptó la oferta salarial de Vidal

El acuerdo paritario firmado por Roberto Baradel y el FUDB (Frente de Unidad Docente Bonaerense) con Vidal es una entregada de los reclamos de la docencia bonaerense y parte de un acuerdo político que venía desplegándose desde hace rato.

Todo el verano dijeron los referentes del FUDB que iban a comenzar las clases, en lo que fue un claro discurso de alineamiento  con Vidal. Fue el clima de bronca de la docencia ante la oferta inicial miserable de la gobernadora lo que los obligó a ir –aun contra su orientación- al paro de no inicio. A su vez, los paros convocados por las seccionales Multicolor pusieron obstáculos al intento de hacer pasar el acuerdo paritario en la docencia y usarlo como marco para el resto de los trabajadores provinciales.

El acuerdo final, ahora rubricado por el Suteba, que incluye un supuesto ajuste por inflación y una supuesta recomposición por lo perdido en 2018,  fue enmascarado bajo la idea de su aceptación con “condiciones”, un modo de tapar la entregada salarial que éste constituye, como veremos más adelante, y la cancelación de toda lucha.

Lo cierto es que el acuerdo  favorece a Vidal para que pueda continuar sin trabas con su destrucción sistemática de los sueldos y de las escuelas y para sus aspiraciones electorales. La política colaboracionista de la conducción Celeste del Suteba  se inscribe en los intentos del peronismo por presentarse como una potencial variante de gobierno responsable ante los ojos de los grandes empresarios y el FMI.

Análisis del acuerdo

El acuerdo no recompone –como se dice- el 15,6% perdido a diciembre de 2018 ni aumenta el sueldo. Es una estafa, ya que se limita a incorporar del rubro 455 (una de las tantas sumas adicionales) un porcentaje al básico, consistente en el 5% sobre diciembre 2017! (o sea que ya se cobrara) y recién en julio “aumenta” el 8,1% (393 pesos en el básico).

El ajuste por inflación corre con tres meses de atraso y se hace con el Indec que no mide los alimentos.

En números, del acuerdo se desprende que en marzo se pasa en el cargo testigo preceptor de $6.489 de básico a $7.449 (¡960 pesos!) El conformado pasa de $16.505 en diciembre a $18.515 en bruto en marzo, mientras la canasta de pobreza está en $27.540 pesos.

Las “condiciones” no se han cumplido

Por otra parte, las “condiciones” que puso Suteba no se han cumplido.

En primer lugar, ¿qué escuelas cumplen con las 12 pautas de habitabilidad que se pregona?

La muerte de Sandra y Rubén fue en agosto del 2018. Moreno terminó el año con la mayoría de las escuelas sin clases. Ahora se las habilita por sectores, en medio de obras, donde se caen materiales y muros (Secundaria 36). En la provincia sigue habiendo siniestros (Pilar, Matanza) y la solución para el gas ha sido… cerrar las llaves de paso.

Vidal arma un negocio con empresas e intendentes, avalado por los sindicatos. Entrega las obras sobrevaluadas, mal hechas, que se caen a pedazos, a empresarios amigos. En infinidad de casos, luego de su habilitación tienen que volver a hacerlas por deterioros.

En segundo lugar, los sumarios han crecido. Luego del “amparo” (que los suspende pero no los anula), se abrieron nuevos sumarios y presumarios durante este año, incluyendo los 16 de Moreno, entre los que hay 3 delegados por negarse a entrar en la Molina Campos, escuela bomba similar a la 49 de Moreno. En Lomas de Zamora ya hay 40 sumarios. En Marcos Paz, las autoridades han avanzado sobre directivos del Suteba como el caso de Fernando Medina (director de la primaria 15) y su equipo por reclamar un edificio para la escuela secundaria.

En cuanto a las “comisiones socioeducativas”, son puro palabrerío. Esto, ante los 24 pesos por alumno para los escasos comedores existentes. Ni siquiera se garantiza a la totalidad del alumnado que lo requiera. La comida es insuficiente, en mal estado y no nutriente.

Finalmente, el pago de los días de huelga no es tal. Vidal debe los 27 días del 2018 y decenas de los años anteriores. Baradel encubre la política sistemática de descuentos que antes hacía Scioli y ahora Vidal. Hay rubro descuento para todo: por paros (que no están indicados fehacientemente), por deuda, etc. Buscan garantizar con esto una presión enorme contra las luchas y sumar una fuente adicional de recaudación.

Encima, en el acta, Vidal condiciona la devolución de lo que piensa descontar por días de paro y deja planteada la posibilidad de extender el calendario. Un ataque al derecho a huelga.

Dejan pasar la reforma antieducativa del FMI y los empresarios

La conducción de Suteba no ha colocado en la negociación paritaria ni en las “condiciones” la anulación de la contrarreforma antieducativa. Dejan ejecutar a Vidal la disolución paulatina de la educación de adultos, de la especial y de los EOE (Equipos de Orientación Escolar), al tiempo que no enfrentan la muerte de docentes por la falta de cobertura  de Ioma, la modificación de los trámites jubilatorios,  los cierres de cursos y carreras y recortes en las materias y en los contenidos tanto en terciarios como a partir de la Secundaria 2030.

Por otra parte, Baradel hace trampa cuando firma en nombre de la  “consulta” desarrollada entre los docentes. Estos expresaron el rechazo a la oferta no sólo en esa consulta trucha sino también en mandatos y a través de  paros llamados por la Multicolor extendidos en toda la provincia. En rigor de verdad, la inmensa mayoría de la docencia desechó la oferta a pesar de que el FUDB la presentó para que fuera aceptada.

Un curso de acción

El Plenario Multicolor del 11 resolvió un curso de acción que incluye la movilización por el cobro inmediato de los sueldos adeudados, a la que Suteba se tuvo que plegar. En la movilización se logró  el compromiso de pagar a miles de los docentes que no cobraron.

Se propuso para  las asambleas y reuniones de delegados de los Sutebas Multicolor un paro el 24 y un plenario de delegados con mandato de toda la provincia para resolver un paro de  48 hs el 29 y el 30 con el resto de los trabajadores (el 30 es el paro general).

El FUDB debe  retirar toda firma al acuerdo  y plegarse  al plan de lucha en marcha.

Es necesario escuchar la voz y los reclamos de la docencia. Para efectivizarlo, deben convocar a sesionar a  los  miles de delegados de escuela en  un Plenario Provincial de Delegados con mandato. Ante la crisis económica, la brutal inflación y el plan de ajuste contra la educación es necesario un   plan de lucha con paros renovables hasta derrotar la política de guerra de Vidal, Macri y el FMI.

Hay que ir por:

• $ 26.000 de básico incorporando todas las sumas, con la inflación adeudada 2018 y la calculada para 2019 y actualización mensual automática. Respeto de las categorías y la antigüedad

• Anulación del Impuesto a las ganancias. Pago de los días de huelga

• Resolución ya de la crisis edilicia y del Servicio alimentario. Triplicación del presupuesto educativo bajo dirección y control de padres y docentes.

• Basta de ceses ilegales de suplentes y provisionales. No a los cierres de cursos.

• Anulación de las reformas antieducativas. Defensa de las ramas, modalidades y niveles.

• Defensa de las jubilaciones y del IPS (Instituto de Previsión Social). No al vaciamiento del Ioma.

• Cese de sumarios y persecuciones a los directivos, delegados y docentes.

• Rechazo al proyecto Bullrich de limitar el derecho de huelga y de ilegalizar los sindicatos.

Compartir

Comentarios