fbnoscript
19 de abril de 2019

Municipales de Tigre: las trampas del acuerdo salarial

Rechacemos el pacto Zamora-Leonardi
Por Corresponsal
PO Tigre

El sindicato de trabajadores municipales de Tigre anunció un nuevo acuerdo paritario con el municipio. Según lo informado, el acuerdo será de un 30% de “aumento” que se abonará en 3 cuotas, donde la primera cuota se cobrará a fines de mayo y la última en el mes de septiembre. Según declaraciones a los medios del secretario general del sindicato Walter Leonardi, el aumento total durante todo el 2019 será de un 48% ya que se le agrega un 15% que se dio en el pasado mes de enero.

En las mismas declaraciones donde se informa el acuerdo paritario, Leonardi afirma que “el aumento no va alcanzar”, reconociendo el fraude que le ha firmado al intendente de Tigre.

El acuerdo real es de un 24% en tres cuotas. El 30% que informa el sindicato es falso, ya que se agregan cifras de una parte del salario que se cobra en negro -denominado “ítem productividad”- como parte del acuerdo, cuando en realidad se trata de un un pasaje de una suma en negro al básico, que no forma parte del salario de un sector importante de trabajadores, entre ellos los jubilados. El 15% de enero que se le agrega al falso 30% para alcanzar el 48% también es un engaño, ya que esa cifra había sido acordada como resarcimiento de las paritarias 2018 que quedaron en un 27%, muy por debajo del 48% de inflación que tuvimos durante el año pasado.

Este anuncio se dio en el mismo día en que el Indec informaba que la inflación del mes de marzo fue de 4,7%, llevando a la inflación interanual al 55%, la más alta desde 1992. El acumulado desde enero hasta marzo de 2019 es de un 11,8% y como si esto fuera poco, el propio ministro Nicolás Dujovne reconoció que la inflación de abril será aun mas alta. Esta situación plantea una rebaja salarial al trabajador municipal, colocando el salario básico por debajo de la línea de pobreza. La mayoría de los municipales son contratados por 45 hs o 48 hs semanales estando por fuera de lo establecido en la Ley 14.656. Esto cuando los contratos deberían tener carga horaria de 30hs como mínimo y de trabajar más se debería pagar como jornada prolongada, como horas extra.

Hay que rechazar este acuerdo de miseria entre el sindicato municipal y el intendente Julio Zamora mediante asambleas en los sectores que discutan un plan de lucha para lograr un salario equivalente a la canasta básica familiar, el pase a planta permanente de los y las trabajadoras municipales, el fin de la precarización y la flexibilización laboral y el cumplimiento de todos los reclamos sobre las condiciones de trabajo de todos los sectores y dependencias municipales.
 

Compartir

Comentarios