fbnoscript
24 de abril de 2019

Proyecto de titularización en la legislatura porteña: docentes de nivel medio reclaman estabilidad laboral

Por Amanda Martín Secretaria Adjunta de Ademys

Los legisladores del Frente de Izquierda presentaron un proyecto de ley para titularización de los docentes de la Ciudad de Buenos Aires del nivel medio. Su elaboración es el producto de un genuino proceso de debates e intercambios con docentes del nivel, estudiantes terciarios, compañeros de Ademys de las Juntas de Clasificación y la comisión de Educación Media del sindicato docente Ademys.

El proyecto establece la regularización de miles de cientos de docentes quienes levantan este reclamo ante el incesante ataque a las condiciones de estabilidad laboral. Cabe destacar que desde el año 2009 no se ha realizado ningún concurso de ingreso. Es decir que en 10 años no se ha avanzado en regularización alguna.

A partir de la lucha del 2018 alrededor de la defensa de las escuelas medias nocturnas afectadas por la resolución 4055/18 y el decreto 1990/97 que establece cierre de cursos y grados, se repuso en la Ciudad dicho reclamo de la mano de la lucha contra el cierre de las escuelas nocturnas que se logró frenar.

El nivel medio ha sido objeto de todo tipo de reforma: la Nueva Escuela Secundaria (NES), la Secundaria 2030, y modificaciones de hecho en los planes de estudio, en distintas materias, en las disciplinas e incumbencias de títulos, provocando todo tipo de distorsiones y cesantías (despidos) docentes bajo la forma de estos cambios curriculares o aparición de proyectos o materias a término que no han hecho más que socavar el derecho a la estabilidad laboral.

Esto ha sido posible por una cuestión fundamental que nosotros reclamamos, y que con este proyecto no pretendemos quitar de escena: en el nivel medio no hay concursos de ingreso a la docencia violentando lo establecido en el Estatuto del Docente. Esto se ha visto agravado en el año 2011 con la eliminación de las juntas de clasificación docente.

En el año 2012, el GCBA llevó adelante la última titularización fotográfica, utilizándola como atenuante y mecanismo de contención a la movilización y organización docente generada contra la eliminación de las juntas y la naturalización de la falta de concursos.

Desde ese año no se ha avanzado en la regularización definitiva de los listados y los llamados a concurso. Es decir que la situación de estabilidad laboral de los docentes del nivel se ha visto sistemáticamente atacada. El reclamo de la restitución de las Juntas de Clasificación con sus funciones históricas, y su elección por el voto directo de las y los docentes de la Ciudad continúa vigente hasta la fecha.

Por lo tanto, este proyecto se inscribe en la comprensión y defensa del Estatuto del Docente, de los concursos, de las Juntas de Clasificación y Disciplina, de la Educación Pública y contra el decreto 1990/97.

El contexto en el cual las y los docentes del nivel reclaman dicha titularización contiene una explicación central en el presente proyecto, en el sentido que el ajuste, los despidos y las suspensiones en el conjunto del movimiento obrero, de la profundización de la crisis social y los constantes ataque a la Educación Pública en particular, agudiza la incertidumbre acerca de la continuidad de los cargos y los puestos.

A su vez, los proyectos vinculados a las nuevas formas de trabajo como por ejemplo el “profesor por cargo” y las resoluciones posteriores, incluso contradictorias con el Estatuto Docente, no hicieron más que, a pesar de los pretendidos beneficios de la concentración horaria tan reclamada por el nivel, incrementar en grado de arbitrariedades que suponen estas leyes que han dejado también despidos en el nivel.

Entendiendo que la docencia del nivel medio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires debe ser reparada en relación al acceso a un derecho de primer orden y fundamental como es el trabajo y la estabilidad laboral, presentamos este proyecto como una contribución a este reclamo, la organización y la lucha del conjunto de la docencia por sus derechos, reivindicaciones pendientes y la defensa de la Educción Pública.

Compartir

Comentarios