fbnoscript
25 de abril de 2019 | #1545

XXVI Congreso | Un laboratorio de la clase obrera

Comisión de movimiento obrero.

La comisión de movimiento obrero fue un alto laboratorio de la vanguardia obrera ocupada y desocupada. Con delegados de todo el país, que son referentes de organizaciones sindicales, del Polo Obrero y protagonistas de las grandes luchas de la etapa.

La resolución sintetiza nuestra comprensión del momento político y ataca los obstáculos que se interponen al ingreso pleno de la clase obrera a la lucha nacional. Levantamos el “paro activo” como un paso hacia la huelga general y el “congreso de delegados mandatados por las bases de todos los sindicatos”, como un órgano obrero para superar a la burocracia y centralizar a la clase en movimiento, que surge de experiencias recorridas este año, como fueron el encuentro de trabajadores de Neuquén y el plenario de delegados con mandatos de las fábricas del Neumático, que condujo a la formación del Plenario Sindical Clasista.

La resolución aborda el problema crucial del frente único. La unidad de la vanguardia es una guía para las elecciones sindicales y para los conflictos. Lo demuestran la formación del PSC y, por la negativa, la derrota electoral en Aten. Con este método preparamos una lista encabezada por el clasismo en las próximas elecciones de ATE y otras. Vale también para la defensa del activismo ante la persecución de las patronales y el gobierno, como ocurre en Aluar contra Federico Navarro o con Pablo Viñas.

La línea maestra de nuestra construcción en los sindicatos son nuestras agrupaciones y la CSC-PO. Resolvimos realizar la cuarta conferencia de la CSC, para elaborar un plan de reclutamiento e intervención, en particular en la campaña electoral. Promovemos candidaturas obreras y comités de apoyo de las agrupaciones y en los lugares de trabajo.

Dos agrupaciones, cuyo desarrollo fue parte del debate, que representan extremos de la ofensiva capitalista, son la reciente Agrupación de Trabajadores de Reparto y Jubilados Clasistas; una impulsa la organización de los “deliveries virtuales” y las capas más precarizadas de la juventud, y la otra enfrenta la debacle jubilatoria, promoviendo un movimiento aún incipiente.

Alejandro Crespo incorporó una reflexión sobre la eficacia de los métodos del clasismo -probada en las paritarias y luego en la lucha contra el PPC de Fate- y sobre la necesidad de afinar nuestra crítica a los planteos proteccionistas de la burguesía nacional, destacando la importancia de la consigna “que la crisis la paguen los capitalistas”.

El programa patronal se basa en la profundización de la flexibilidad. “La burocracia -señaló un delegado metalúrgico- milita por la desmoralización de los trabajadores”, para que acepten la reforma laboral como salida a la quiebra industrial.

La lucha contra los programas nacionalistas y de conciliación de clases en las filas obreras fue otro de los debates del congreso. María Demateis, dirigente de Textilana, delineó un balance de la gran huelga triunfante y explicó el debate que cruza hoy al activismo de la fábrica: el repudio al gobierno, pero apoyando a CFK como un mal menor. Resolvimos campañas especiales de clarificación sobre los verdaderos objetivos del peronismo: hacer pasar las reformas capitalistas con el método del pacto social.

Obvio, un gran tema fue la mujer: las lecciones de las luchas de este año y sus reivindicaciones, que son un factor de choque con el Estado y con las burocracias sindicales. Se estableció un programa de reclamos de las compañeras, en los lugares de trabajo y en el trabajo doméstico.

Otros aportes se refirieron al inicio de un trabajo sindical en los secaderos de Misiones, a nuestra participación en la gran huelga de ADP de docentes salteños, en la huelga docente chaqueña, y frente a la primera gran paritaria de 2019 en bancarios, que el gremio encara sin ninguna preparación de lucha, como denunció Tribuna Bancaria.

La unidad de ocupados y desocupados fue, tal vez, el punto más alto de la elaboración de la comisión. Destacamos, entre todas las incitativas resueltas, la puesta en pie de la Juventud del Polo Obrero, que constituirá un salto en la asimilación al partido de los jóvenes más explotados.

El corolario de tres días de discusión apasionada fue un conjunto de campañas que abarcan todos los planos -reivindicaciones inmediatas, la lucha política y electoral, la construcción y el reclutamiento- que serán la llave para avanzar en el liderazgo de la lucha estratégica: que la crisis la paguen los capitalistas.

 

MIRÁ TAMBIÉN:

La campaña por Interpack

¡Por el triunfo de la huelga docente del Chaco!

Apoyo a Cerámica Neuquén
 

Compartir

Comentarios