fbnoscript
25 de abril de 2019 | #1545

Continúa el paro en las universidades nacionales

Por Ileana Celotto
secretaria general AGD UBA

El miércoles 24 y el jueves 25, los docentes universitarios y preuniversitarios salimos nuevamente al paro. Desde la Conadu Histórica lo hacemos con el reclamo de aumento inmediato del 35%, indexación automática mensual, blanqueo de todas las sumas en negro, salario para los ad honorem y presupuesto para universidad, ciencia y tecnología. En la próxima semana nos sumamos al paro del 30, y al igual que muchos sindicatos de base, como AGD-UBA, lo haremos bajo el reclamo del paro activo de 36 horas hacia un plan de lucha nacional para terminar con el ajuste de Macri y los gobernadores y el FMI.

A casi 60 días de vencida la paritaria 2018, el Ministerio de Educación no ha hecho ninguna propuesta. Por este motivo, la Conadu Histórica también resolvió que si al 2 de mayo no hay respuesta positiva a nuestros reclamos, desde la semana del 6 profundizaremos las medidas de fuerza.

La bronca de los docentes es total. Este mes, un ayudante de primera con un trabajo equivalente en horas a la de un maestro de jornada simple recibirá en la mano 15.300 pesos. Como parte del conjunto de los trabajadores, nuestro salario se ha licuado, mientras los miles de ad honorem siguen sin recibir un peso. Pero fue el cierre de la paritaria 2018 lo que echó “leña al fuego”. Firmada con las federaciones K, nuestro salario quedó casi 20 puntos por abajo y destruido con sumas en negro. El gobierno de Macri logró así un objetivo buscado por los gobiernos en los últimos catorce años. Gracias a la firma de quienes se presentan como opositores, terminó con el triunfo de la gran huelga de 2005, por la cual logramos tener todo nuestro sueldo en blanco. Una traición al conjunto de la docencia.

Si bien estas jornadas de paro de 48 horas son convocadas por la Conadu (CTA Yasky) y por la Conaduh, su ejecución recae sobre la espalda de la Histórica. Nadie se traga la voluntad de lucha de la federación K, que a pocos días de entregar el salario cerrando la paritaria 2018, llama a esta medida de fuerza. Es una convocatoria con la que, tal como hacen con el paro del 30 de abril, intentan cubrirse la espalda frente a los reclamos de las bases. Hay que garantizar el paro para defender ya nuestro salario. Por eso, más que nunca, está planteada la convocatoria a reunir, con mandato de asambleas, a todos los sindicatos de base dispuestos a luchar, para tomar en nuestras manos, junto a la Conadu Histórica, la batalla por nuestros reclamos. Es la propuesta de la Naranja, que está decidida a poner nuevamente en pie a la docencia universitaria.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios