fbnoscript
25 de abril de 2019

Chaco: hora decisivas de la gran huelga docente

Se debate en las escuelas la nueva oferta salarial del gobierno.

El gobierno chaqueño formalizó este miércoles una nueva oferta salarial a los docentes, que venimos parando desde fines de febrero.

La propuesta es un aumento del 28,5% en cuatro cuotas hasta septiembre, concentrado en dos primeras cuotas de 10% en marzo y junio. A eso se suma una cláusula gatillo que se aplica retroactivamente desde enero en base a la diferencia entre la inflación y el aumento salarial de cada trimestre. Con 2% de diferencia en el primer trimestre, se pagará en mayo un retroactivo de 6%. La aplicación de la cláusula gatillo es un importante reaseguro para resguardar el salario en una etapa de bancarrota económica y tendencia a la hiperinflación. Con la inflación prevista para este año, el aumento no sería menor al 40%.

Con esto, la gran huelga docente le ha puesto un freno a la caída del salario. Pero los miles de compañeros que se movilizaron en toda la provincia apuntaban a revertir la caída salarial de años anteriores. El gran límite de la propuesta es que cubre la inflación de 2019 pero no implica una recuperación real respecto a lo perdido en 2018 y 2017. El gobierno se compromete a convocar a la comisión de política salarial en junio para recuperar el poder adquisitivo perdido, pero no va a salir nada de esa convocatoria sin una nueva huelga. El retroceso salarial es de larga data. Por eso, la propuesta está siendo discutida intensamente y recibida en forma desigual en las escuelas. Los sindicatos recibieron la propuesta y se llevarán adelante consultas durante jueves y viernes, mientras la huelga continúa.

El gobierno se compromete también a devolver los descuentos del 2018 (en 2019 no se aplicaron), a no cerrar cursos ni grados, a derogar la emergencia educativa y a resolver el reclamo de reconocimientos médicos, un reclamo importante especialmente para los docentes del interior que deben viajar muchos kilómetros con el sistema actual para justificar sus licencias médicas. Especialmente el compromiso de no cerrar cursos fue recibido con gran alivio en muchísimas escuelas amenazadas por la aplicación de la resolución 1042, que implica cierres masivos por baja matrícula en toda la provincia.

La oferta es el resultado de una lucha tenaz de la docencia chaqueña, con tres meses de paro continuo, asambleas autoconovocadas masivas, movilizaciones multitudinarias, y un acampe de tres días frente a Casa de Gobierno la última semana. En el debate, hay que considerar que cada punto de la cláusula gatillo y cada curso que no se cierra fueron arrancados por la presión de la docencia movilizada en las calles. En ese sentido, la huelga ha colocado una nueva relación de fuerzas entre los docentes y el gobierno, tendiendo a ponerle un límite, al ataque sistemático a la educación pública que se viene desenvolviendo. Queda planteado, cualquiera sea el resultado, darle continuidad a la organización de la docencia, la gran novedad y en un punto la gran conquista de esta lucha.

Ahora, las asambleas de escuelas del jueves y viernes y las asambleas de los sindicatos y los autoconvocados deberán poner a debate el acta y resolver como seguir.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios