fbnoscript
25 de abril de 2019

Asambleas, corte de calle y plan de lucha

El Hospital Garrahan, en movimiento
Por Alejandro Lipcovich delegado Junta Interna ATE Hospital Garrahan

“No al 3%. Por un 25% que compense lo perdido en 2018”, “Actualización mensual según índice de precios”, “Ningún descuento extra a la cuarta categoría” eran algunas de las consignas que se veían en las pancartas levantadas durante el corte de calle que realizaron hoy más de 200 trabajadores y trabajadoras del Hospital Garrahan. El plan de acción continúa el martes, pues está resuelto participar activamente en el paro convocado por las CTA´s y parte de la CGT.

En las últimas semanas, el movimiento contra el ajuste salarial cobró impulso en el Hospital por varios motivos. En primer lugar, el 3% de “compensación por el 2018” que arregló UPCN con el gobierno para los estatales nacionales generalizó una indignación entre los compañeros y compañeras. A pesar de que el Garrahan tiene paritaria propia, es sabido que, de no mediar una lucha, UPCN replica la firma nacional. Así, se realizaron asambleas en diversos sectores, y bajo el impulso de la Junta Interna de ATE, la Asociación de Profesionales y “autoconvocados”, tuvieron lugar concentraciones y ruidazos frente a la dirección del Hospital. El movimiento se unificó en torno al rechazo del 3% miserable y la exigencia de un 25% por 2018, junto a la actualización automática para 2019.

Como si esto fuera poco, en los últimos días se hizo público un “recálculo” de la liquidación 2018 del impuesto a las ganancias (cuarta categoría) que implica descuentos extras. Esta nueva confiscación despertó un gran malestar entre los profesionales afectados por este tributo inaceptable. Por ello, la asamblea general realizada el 23/4 tuvo gran participación, unificando en la deliberación y la resolución a los distintos sectores del Garrahan. Allí se estableció un plan de acción que incluye el corte realizado hoy, parar activamente el 30 -con movilización frente al Hospital- y una nueva asamblea el 8/5.

UPCN y el Consejo tratan de desmovilizar resaltando las sumas extras que dan para contener. Pero estas sumas se oponen al básico, son inestables y condicionan los futuros aumentos -que se aplican sobre la parte “pelada” del salario-. Tampoco evitan que muchos estemos lejos de la canasta familiar y cerca de la línea de pobreza. En oposición a estas maniobras, reclamamos el que todas las extras vayan al básico, que el hospital asuma los descuentos extra por la cuarta categoría y el resto de las reivindicaciones salariales arriba descriptas.

Es importante desarrollar este movimiento con asambleas generales sin distinción de afiliación, tal cual promueve la Junta Interna de ATE. Es una lucha que, objetivamente, pone en foco el problema crucial de quién paga los costes de esta crisis: si los trabajadores y trabajadoras, o la clase capitalista. 

En esta nota:

Compartir

Comentarios