fbnoscript
25 de abril de 2019

Ferroviarios: se mueven los talleres ferroviarios de Remedios de Escalada

Bronca contra los despidos

El ambiente en los talleres ferroviarios de Remedios de Escalada se va caldeando. La bronca y el hastío se extienden en la base ferroviaria frente a los permanentes aprietes patronales que intentan instaurar un clima de regimentación mientras avanza el ajuste en todo el ferrocarril.

En esta semana se han realizado dos asambleas autoconvocadas, en repudio a estos aprietes, que han agrupado casi un centenar de trabajadores. Sin  embargo, los factores de fondo en este cuadro de inquietud son el retraso en las recategorizaciones, el ataque a las condiciones de trabajo, y también la reciente  parodia de negociación paritaria, que los gremios ferroviarios, entre ellos la Unión Ferroviaria, mantienen entre cuatro paredes.

La asamblea de esta mañana fue el escenario donde se conoció el despido bajo extorsión del ferroviario Ricardo Cevasco, del sector de playa mecánica, bajo la forma de retiro voluntario, que fue rechazado automáticamente por el colectivo obrero, que votó largar un petitorio para todo el taller. En medio del apriete para que Cevasco "acepte" el retiro voluntario, el responsable de recursos humanos le dijo que piensan eliminar 1.500 puestos más en el ferrocarril.

Esta rápida respuesta de los ferroviarios del taller es una reacción fundamental para ponerle un tope a los retiros voluntarios que recorren toda la línea Roca, así como a los despidos directos como el del compañero Omar López y Daniel Eckart, brigadistas de Ezeiza.

Un paso firme contra este despido extorsivo dado por esta asamblea, debe ser la base para desplegar un movimiento autoconvocado en el taller por las categorías y el fin de los aprietes, así como para toda la línea Roca donde el ajuste se hace sentir sin descanso. 

El rol nefasto de la comisión de reclamos de Sergio Sasia y los delegados de la lista Verde pedracista, que dejan pasar el ataque del gobierno, plantea darle toda la fuerza y apoyo a las respuestas obreras contra el ajuste, y que sea la base para un reagrupamiento de los luchadores de la línea para recuperar el cuerpo de delegados del Roca y que sea un instrumento de organización y defensa de los derechos de todos los ferroviarios.

Además de dejar pasar los ataques del gobierno, la directiva de la Unión Ferroviaria se niega a parar el 30 de abril y le opone la absurda medida de fuerza durante el feriado (!) del 1 de mayo lanzada por la Confederación del Transporte (CATT). Al mismo tiempo, viene de acatar la conciliación obligatoria dispuesta por el Ministerio en el conflicto paritario.

La Unión Ferroviaria (UF) debe desconocer esta conciliación trucha, dictada por quien es juez y parte (el Estado), agravado aún más porque la empresa estatal Sofse viola la conciliación con el despido del compañero Cevasco bajo la forma del retiro voluntario.

La UF debe convocar asambleas en los talleres y en cada sector de los ferrocarriles, para organizar la lucha contra los despidos, por el reclamo salarial, comenzando por la convocatoria a parar activamente el 30 como puntapié de un plan de lucha.

Compartir

Comentarios