fbnoscript
25 de abril de 2019

"Sistemas NO se toca"

No a los despidos en el (ex) Ministerio de Trabajo
Por Corresponsal
Tribuna Estatal Ministerio de Trabajo 

Este viernes 26 de abril, a las 12:30 hs tendrá lugar un acto en las puertas de Alem 650, convocado por la Junta Interna de ATE Trabajo y Apops (sindicato de trabajadores de ANSES) contra la amenaza de 37 despidos en el ex Ministerio de Trabajo.

Bajo la consigna de “Sistemas no se toca” se ha desarrollado una fuerte campaña hacia el interior del organismo alarmando por el vencimiento de 37 de los contratos de trabajadores y trabajadoras del área. Sus renovaciones parciales en este marco de ajuste hacia los trabajadores no representan otra política que virtuales despidos. Los contratos vencen el 30 de abril y las autoridades no dan ninguna garantía de continuidad frente a la exigencia de que los mismos sean extendidos hasta fin de año.

A partir de distintas instancias, el conflicto fue escalando, pasando por un petitorio que fue firmado por más de mil trabajadores y trabajadoras del organismo, diversas asambleas tanto del sector como generales llegando a la instancia de la retención de tareas, iniciativa acatada en gran medida. El acto forma parte de las instancias de lucha votadas en asamblea dentro de la semana para arrancarle una respuesta efectiva a las autoridades antes del vencimiento de los contratos.

La situación ha generado una gran solidaridad en el conjunto de las áreas del organismo, incluso logrando pronunciamientos de asambleas y agrupaciones de otros sectores estatales como es el caso de la asamblea de trabajadores y trabajadores del INTI.

El área de sistemas cumple una tarea esencial en la labor cotidiana de las y los trabajadores. Su desaparición pone en riesgo instancias que regulan la activad del conjunto de los y las trabajadores como por ejemplo la fiscalización, que si bien no resuelven la problemática de la precarización o trabajo en negro, su eliminación representa un intento por avanzar en la profundización de la precarizacion ya existente.

Hay que destacar que el vaciamiento de sistemas viene desde la gestión Tomada. Han sido diversas los embates realizados por parte de las distintas gestiones contra esta dirección. Representa una muestra más de las condiciones precarias en las cuales se encuentran sumergidos los contratos estatales, problemática heredada de la gestión anterior y profundizada por el gobierno del FMI.

El área de sistemas del Ministerio de Trabajo posee contratos de Anses aunque sus funciones refieren estrictamente a las tareas dentro de este organismo. Es por esto que esta anomalía está siendo utilizada por el macrismo para avanzar hacia los despidos, siendo que la decisión de no renovación de contratos surge de las autoridades de Anses para que el cuestionado Sica pague el costo. Utilizan a las y los trabajadores como rehenes de una pugna dentro de un gobierno en crisis. La necesidad del pase a planta se pone de relieve una vez más.

Sin dudas, la situaciones de las y los trabajadores de sistemas no se da de forma aislada a las condiciones generales y en particular de las y los estatales. La pulverización de los salarios por la creciente devaluación, que en el día de hoy ha llegado a un nuevo pico, junto con el vergonzoso aumento de la paritaria firmada por UPCN generan un combo explosivo. Sin embargo los sectores de la burocracia sindical “opositores” al gobierno solo apuestan a un recambio patronal en las urnas. El famoso “hay 2019” que pregona la dirección de la seccional capital de ATE ha generado la parálisis y división de las y los estatales. Necesitamos un plan de lucha para poder enfrentar de conjunto los despidos y los salarios de miseria en el Ministerio de Trabajo así como de toda de la administración pública. El paro del próximo 30 del moyano-kirchnerismo no tiene aspiraciones de canalizar la bronca obrera y popular contra Macri para abrir una perspectiva de lucha, más bien todo lo contrario.

Nuestra política es impulsar el paro activo nacional de 36 horas para que el movimiento obrero dé cuenta de un gobierno tambaleante. Nosotros tenemos que luchar por un Congreso de delegados de base de todos los sindicatos, para debatir un programa económico, social y político de salida a la crisis y el plan de lucha para llevarlo adelante. El 30 de abril movilizaremos con los sindicatos que movilicen. Y a las 17:30, impedidos de movilizarnos el mismo 1º de Mayo por falta de transporte, en la Plaza de Mayo desplegaremos las banderas nacionales e internacionales de la clase obrera con el Frente de Izquierda, ofreciendo una perspectiva de lucha y una alternativa política obrera y socialista.

Compartir

Comentarios