fbnoscript
1 de mayo de 2019

¡No a los despidos en Carrefour Boedo!

Organicemos la lucha contra el ajuste y los despidos

En una reunión en la propia tienda de Avenida La Plata, el CEO Rami Baitieh comunicó el cierre del Carrefour ubicado en el barrio de Boedo y el despido encubierto de los 170 trabajadores, mediante retiros “voluntarios” al 175% de indemnización, sin ninguna garantía de continuidad laboral para quienes lo rechacen. Además, intenta maniatar a los trabajadores exigiendo que a cambio de esta “oferta” indemnizatoria no se desarrolle ningún conflicto gremial.

Desde Carrefour argumentan que la situación los excede porque deben abandonar el terreno a partir de la ley que lo devuelve al club San Lorenzo de Almagro, aprobada en la legislatura porteña. Sin embargo, en su momento Carrefour se había comprometido a garantizar los puestos de trabajo.

Vale recordar que un año atrás, el gobierno aceptó el Recurso Preventivo de Crisis pedido por la multinacional francesa, mediante el cual habilitaron un plan de ajuste que incluye 2700 despidos, rebaja salarial y flexibilización laboral.

Desde ese momento, la cadena profundizó la política de cierres y la reducción del personal a dotaciones mínimas, super-flexibilizando con puestos polifuncionales (que todos sean cajero, repositor, limpieza, etc.) como en los formatos Express. En cierto modo, esto ya ocurre en Warnes, donde “hay trabajadoras cajeras que hacen precios y repositores que cobran en las líneas de caja” (Página 12, 23/3/18), pese a que está prohibido por el convenio de trabajo. En los formatos Express, una gran mayoría de empleados trabaja en más de una sucursal, cubriendo vacaciones, ausencias, etc. y ya hay algunos mercados que funcionan como “open” 24 horas. Todo esto por un salario que no llega a cubrir la canasta familiar que ya supera los $45.000.

Es preciso señalar la complicidad de los dirigentes sindicales de Comercio. Por un lado, Armando Cavalieri avaló el Preventivo de Crisis de Carrefour. Por el otro, Ramón Muerza, que se dice opositor, no habilitó medidas de lucha aun cuando dirigía la mayoría de los Cuerpos de Delegados de Carrefour. Los vínculos de uno y otro con las patronales los coloca del lado opuesto a los trabajadores.

Ajustemos a los ajustadores

Los trabajadores podemos vencer, para eso debemos tomar la organización sindical en nuestras manos, exigiendo al Cuerpo de Delegados de Carrefour realizar asambleas donde discutamos un plan de lucha para que los compañeros del hipermercado de Av. La Plata sean trasladados a otras tiendas, ya que es una realidad que la empresa está tomando permanentemente personal por agencia en otros locales. Reclamamos también la participación directa de los trabajadores afectados en cualquier negociación, con el propósito de asegurar la continuidad laboral de los compañeros sin afectar su salario ni condiciones de trabajo. Que la crisis no la paguen los trabajadores sino la empresa que amasó fabulosas ganancias en los últimos años.

Ningún despido. Reubicación de los compañeros.

Abajo el preventivo de crisis.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios