fbnoscript
2 de mayo de 2019

Piquete en Electrolux Rosario por la reincorporación de los despedidos

La patronal y la UOM, contra los trabajadores.

El pasado 1 de mayo, trabajadores despedidos y organizaciones solidarias participamos de una acción de lucha en la puerta de la planta que la multinacional Electrolux tiene en Rosario, exigiendo la reincorporación de los despedidos, que suman 100 en el último año. En las últimas semanas se produjeron 2 nuevas tandas de despidos de más de 40 obreros, sin que la UOM lanzara ninguna medida en respuesta. Por el contrario, los compañeros denuncian la complicidad del sindicato en el armado de la lista de despedidos, entre los que se cuentan varios activistas.

La ofensiva antiobrera en el cordón industrial de Ovidio Lagos viene de larga data, con despidos hormiga, en grupo, suspensiones y crisis en el pago de salarios. El gobierno del Frente Progresista justifica este ataque en nombre de la crisis nacional, y ha otorgado beneficios vía el Ministerio de Producción a las patronales que no representaron un defensa de las condiciones laborales, aceptando los preventivos de crisis mientras se procesan reconversiones tecnológicas multimillonarias de las mismas empresas que alegan estar en crisis, como es el caso de Electrolux.

En la madrugada del 2, un operativo de la Policía de inteligencia intentó amedrentar a los despedidos que están bloqueando el portón como única medida a su alcance, precisamente porque la UOM que dirige Antonio Donello viene pactando estos despidos. No obstante el operativo, que forma parte del aval del gobierno a este accionar despótico de la patronal que incluye la aceptación de parte del Ministerio de Trabajo de un procedimiento preventivo de crisis trucho, los trabajadores junto a partidos de izquierda y sindicalistas combativos, realizamos el piquete sobre el portón impidiendo el ingreso y salida de materiales.

Paro activo y plan de lucha, abajo la tregua de la UOM

Los delegados de la UOM que actúan en la planta no fueron electos, los trabajadores denuncian que fueron impuestos por el sindicato en acuerdo con el Ministerio de Trabajo y la patronal y que por ello no existe ninguna instancia de organización y deliberación colectiva. Por caso, un compañero despedido denunció en su intervención durante el acto del 1º que hace 8 años no se produce una asamblea en planta. Esta actuación nefasta, antisindical, no le impidió a la UOM a encaramarse en esta supuesta representatividad para hacer campaña por el Movimiento Evita, con Eduardo Toniolli y la diputada Lucila De Ponti, y a nivel provincial por el PJ y la candidatura de Omar Perotti. Lo expresa claramente la posición de la delegada de planta que forma parte de esta lista que hace campaña en nombre de los obreros de la UOM mientras les da la espalda en lo elemental: la defensa del puesto de trabajo.

Los despedidos dieron cuenta de una situación dramática, algunas compañeras son jóvenes obreras, otros compañeros atraviesan duras situaciones personales, que requieren de tratamientos de complejidad amenazados por haberse quedado sin obra social luego de una década de trabajo. Esta lucha despunta en un mar de fondo que hasta ahora no ha procesado una respuesta de conjunto por la tregua de las direcciones sindicales burocráticas.

Acompañemos la lucha de los jóvenes obreros de Electrolux. Está planteada una gran agitación fabril en todo el cordón industrial de Ovidio Lagos por un paro activo de toda la UOM y una movilización al Ministerio de Trabajo para llevar el reclamo al poder político.

Vivan las luchas obreras.

Reincorporación de todos los despedidos.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios