fbnoscript
2 de mayo de 2019

La Verde-Anusate entrega la paritaria al gobierno de Alicia Kirchner

Por Corresponsal
Tribuna Estatal

El gobierno de Santa Cruz fijó un techo salarial para los estatales de 31% en tres tramos que los trabajadores terminarán de cobrar recién en octubre. La paritaria central que corresponde a la administración pública comenzó el 28 de marzo y se cerró el acuerdo el 30 de abril, entre gallos y medianoche, con la aceptación de la magra oferta salarial que las asambleas de afiliados de ATE habían rechazado en su mayoría.

Maniobras antidemocráticas

La Anusate que dirige ATE Santa Cruz con Alejandro Garzón como secretario general, generó la expectativa de hacer una “consulta popular” para que los trabajadores decidan si aceptaban la oferta del gobierno. Pretendían suplantar las asambleas de bases con un método poco transparente y que no había sido discutido por nadie.

Garzón atacó por los medios de comunicación a los trabajadores que reclamaban una asamblea para discutir la oferta del gobierno. En cambio, ideó un programa en vivo por Facebook los domingos a la mañana llamado “Aló Garzón” para responder a los afiliados sus dudas, suplantando otra vez la asamblea de base. Es decir, adoptó un método personalista y autoritario para tomar las decisiones por los trabajadores en vez de llevarlo a las asambleas y poder discutir un plan de acción frente a las miserables ofertas que hizo el ejecutivo. En medio de esta situación, el sindicato docente llevaba varios paros y rechazos a la misma oferta salarial.

El 29 de abril hubo una última reunión donde el gobierno “mejoró” por última vez la oferta y apuró a los sindicatos para aceptarla y acordaron un cuarto intermedio para el día siguiente así los sindicatos podrían hacer las asambleas. Tanto APAP y UPCN no convocaron a ninguna asamblea, a su turno ATE lo hizo, pero con sólo horas de anticipación (aunque el estatuto prevé con 10 días) a la reunión paritaria que sería el 30 a las 19hs.

Rechazo por mayoría

Las asambleas que se llevaron adelante en Rio Gallegos, Las Heras, Pico Truncado, 28 de Noviembre y Los Antiguos rechazaron la oferta del gobierno provincial, reclamando un aumento en una sola cuota al básico y un mínimo de $39.000 pesos como se había propuesto en un inicio las negociaciones por parte de ATE. Caleta Olivia y Gobernador Gregores fueron dos localidades que aceptaron, mientras en otras localidades ni siquiera se hizo asamblea.

A pesar de un rechazo por mayoría de las asambleas, Alejandro Garzón y la conducción de ATE aceptaron la oferta del gobierno desconociendo los mandatos de las bases. La frutilla del postre fue la llegada de la mismísima gobernadora Alicia Kirchner a la paritaria, algo jamás visto en alguna negociación salarial en la historia. Entre lunes y martes, se llevaron seis paritarias salariales de estatales, y solo apareció en una para mejorar las asignaciones por hijo en un 50% y un 100% por familia numerosa e hijos con discapacidad.

Así terminaron de cerrar un acuerdo hasta agosto de este año donde prometieron volver a reunirse.

Una nueva dirección en ATE

Las tareas que nos pone la situación actual es la de recuperar el sindicato para los trabajadores, frente al avance del gobierno provincial con la cooptación de los sindicatos debemos oponerle una alternativa sindical que pelee realmente por los derechos de los trabajadores. Manteniendo la independencia política de los gobiernos y los patrones.

En agosto, la Lista Naranja también se presentara en Santa Cruz para disputar la conducción con la compañera Gabriela Ance como candidata a secretaria general por Tribuna Estatal

 

Compartir

Comentarios