fbnoscript
4 de mayo de 2019

Conmoción en Neuquén por la esclavitud y trata laboral el Chañar

27 trabajadores golondrinas, incluyendo a dos niñas

27 trabajadores golondrinas, incluyendo a dos niñas, fueron rescatados de una chacra de  propiedad de la empresa “Frutos del Chañar S.A”, en la localidad del Chañar, circuito central de Vaca Muerta. Los trabajadores y sus familias provenían de las provincias de Chaco, Salta, Santiago del Estero y se encontraban desde el mes de enero realizando tareas de cosechas de peras y manzanas.  Las condiciones en las cuales desarrollaban estas tareas eran literalmente infrahumanas. Dormían  en  piezas de 4X5, con solo dos baños, al lado de pozos cloacales, sin calefacción, sin agua, elementos de higiene y cocina. Además utilizaban los canales de riego para la higiene personal, es decir, vivían en condiciones de barbarie y esclavitud.
Sumado a esto, la patronal les adeuda los salarios de varios meses, lo que se traducía en que su alimentación era mínima. Cuando los trabajadores le solicitaban el pago de los salarios, la patronal les contestaba: “hay que poner el pecho duro, porque plata no hay”.

La noticia tuvo amplia repercusión en Neuquén, por tratarse de un lugar clave en el desarrollo de Vaca Muerta, y fue calificada como trata laboral. 

Las situaciones infrahumanas en el trabajo rural de región no son una excepción. Los monopolios frutícolas se valen de trabajadores golondrinas para ejercer las más brutales condiciones de trabajo.  Estos son engañados con promesas de vivienda, alimentación y remuneración acorde a la tarea, algo que luego es desmentido por la realidad. El régimen de extrema precarización laboral y esclavitud que opera en el trabajo rural fue el que le costó la vida a Daniel Solano, trabajador golondrina que había denunciado esta situación y fue desaparecido por la policía rionegrina. 

En momentos que  el gobierno y oposición presentan la discusión de la necesidad de una legislación laboral “moderna”, en Vaca Muerta rigen las más brutales condiciones de precarización y trata laboral.
 

Compartir

Comentarios