fbnoscript
18 de mayo de 2019

No al cierre de Bio Ramallo

Reincorporación de todos los trabajadores

Los trabajadores aceiteros de la empresa de biodiesel ubicada en el Parque Comirsa vienen desarrollando un paro desde el martes 14 de mayo por el atraso en el cumplimiento del acuerdo paritario para este año, que desde enero está congelado, además de pedir por los pagos de los premios, que se adeudan desde el año 2016. La respuesta de la patronal ante el paro obrero es un lock out, cerrando la planta y despidiendo a sus 30 trabajadores.

En el día de ayer los trabajadores se movilizaron al Ministerio de Trabajo local para exigir que no se cierra la planta y se reincorpore la totalidad de los trabajadores.

La empresa Bio Ramallo es una productora de biocombustibles creada en 2013 con el argumento de producir energía renovable en el cuidado de los recursos naturales. La empresa es presidida por Juan Carlos Bojanich, propietario también del Bingo Bahía y procesado por la justicia de Tres de Febrero por ser “coautor responsable” del delito de evasión al impuesto a las Ganancias “reiterado” en 6 oportunidades durante el período 2008 – 2013. Por otro lado, la empresa es conocida por la persecución laboral a los trabajadores y por no cumplir con el convenio colectivo de trabajo, teniendo a trabajadores tercerizados.

Al lock out en Bio Ramallo, se suma el cierre a principios de año en Nidera, los despidos masivos en Danica Lavallol y San Luis, el intento de más de 100 despidos en Viluco en Santiago del Estero y los despidos masivos que se acarrean en las en las principales empresas del país, como Cargill, Bunge, una de cuyas plantas está en Ramallo.

Una salida para los trabajadores

Ante esta ofensiva a los trabajadores aceiteros es fundamental la intervención de la Federación aceitera con un plan de lucha para poner a todo el movimiento obrero aceitero de pie para cortar con esta ola de cierres y despidos.

Apoyamos la lucha de los trabajadores por el pago de premios y salarios adeudados de Bio Ramallo.

Que la Federación de aceiteros convoque un plenario de delegados con mandato de base para preparar una intervención de conjunto contra la ola de despidos y cierres que arrecian en el gremio.

Ocupación de toda fábrica que cierre o despida masivamente.

Apertura de los libros contables de la empresa Bio Ramallo. No al cierre de la planta. Reincorporación de todos los despedidos.

En esta nota:

Compartir

Comentarios