fbnoscript
23 de mayo de 2019 | #1549

El 29 paramos y nos movilizamos

A 50 años del cordobazo
El 29 paramos y nos movilizamos

El Plenario del Sindicalismo Combativo impulsa cortes, actos y movilizaciones en todo el país. Foto: Iván Carnevale

El paro convocado por la burocracia sindical de la CGT se realizará en medio de una profundización del ajuste de Macri y de todos los gobernadores, rehenes de sus compromisos con el FMI.

La CGT, el 21F y las CTA han armado una jornada pasiva, de contención de la lucha popular, cuando lo que está planteado es un paro de 36 horas, con movilización a la Plaza de Mayo, con continuidad hasta la huelga general, para que los trabajadores impongan su propia salida a la crisis.

Derrumbe económico

El derrumbe industrial se profundiza y escalan los despidos -Alba, Electrolux, Loma Negra, Clarín, Longvie, Arcor, Alijor, etc.-, mientras la inflación pulveriza los salarios. El aumento de precios acumulado en el primer cuatrimestre del año trepó al 15,6% pero, según el Indec, fue muy superior en los rubros clave de la economía popular.Al retraso salarial de entre 10 y 15 puntos del año pasado se suma el techo de 28% anual (en varias cuotas) sin cláusula gatillo indexatoria que la Secretaría de Trabajo le impone a la negociación de la UOM, UPCN y gastronómicos, marcando la pauta que seguirán todas las burocracias. Precisamente, la docencia universitaria está luchando para arrancar la indexación salarial.

En el marco del derrumbe del consumo por la carestía no puede extrañar que el producto más vendido por unidad en la edición de este año del Hot Sale fue el kilo de azúcar.

Un paro de “protesta”

El paro no pretende derrotar esta ofensiva. No tiene programa, no es activo ni plantea ninguna continuidad. Según el ex triunviro Carlos Acuña "es por solidaridad con lo que está sucediendo en el país”.

Héctor Daer, por su lado, lo planteó en el marco de la necesidad de la unidad del pejotismo. Con el mismo sentido se sumó el 21F. Hugo Yasky declaró que la CTA participará porque “las diferencias están en un plano secundario” y que “los motivos de la convocatoria son los mismos que los expresados el 30 de abril pasado: en defensa del sistema productivo y del empleo, y por la unidad nacional que permita el regreso del PJ al poder”.

Es decir que el propósito es colocar al movimiento obrero como furgón de cola de una salida de “unidad nacional” detrás de las patronales y respetando los gravosos acuerdos con el FMI.

La algarabía de la burocracia sindical convocante por la fórmula Fernández-Fernández” -desde Daer a Moyano, pasando por Yasky y el “Cachorro” Godoy- es muy ilustrativa. El aporte de la ex presidenta a la más amplia unidad del PJ para derrotar a Macri en las urnas encubre una capitulación ante el gran capital financiero que la veta, colocando a la cabeza a un hombre de su palo. La primera declaración de Alberto Fernández fue asegurar la continuidad del pago de la deuda a los usureros internacionales.

El triunvirato de los “cayetanos”, por último, también se suma con ollas populares, “para visibilizar el hambre”.

Desbarranque político

El objetivo de acumular fuerzas para un triunfo electoral del PJ -que comparte toda la burocracia sindical y en especial la llamada “opositora”- significa en los hechos un apoyo estratégico de toda la política de ajuste, que el macrismo ejecuta ahora, pese a que se encuentra en caída política acelerada.

Nada menos que el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, pidió cambiar el nombre del frente Cambiemos, sumar a Lavagna, Schiaretti y Urtubey a una unidad de salvación nacional y no descartó que Mauricio Macri decline su candidatura presidencial.

El 28, por los derechos de la mujer trabajadora

El paro del 29 estará precedido, además, por la convocatoria del movimiento de la mujer del 28 de mayo al Congreso, para arrancar en la calle el tratamiento y la aprobación parlamentaria del aborto legal, seguro y gratuito. La movilización cobra mayor relevancia luego de la declaración contra el aborto legal de Alberto Fernández, un derechista clerical; lo que obliga a todos los sectores combativos del movimiento obrero a una gran lucha en cada sindicato para clarificar todo este cuadro y para doblegar el boicot de la burocracia a esta lucha fundamental. En especial corresponde denunciar la perfidia de la CTA-Godoy que, con el pretexto de ampliar la convocaría a 36 horas, contrapone el paro a la marcha por el aborto legal; el año pasado realizó las elecciones de la central el día que se trató la ley en el Congreso.

¡Que la “ola verde”, el 28 de mayo, sea una inmensa respuesta de lucha y unidad de clase, por la conquista de este derecho fundamental!

Movilización independiente del Sindicalismo Combativo

El Plenario del Sindicalismo Combativo -y la Coordinadora Sindical Clasista del Partido Obrero, como parte de él- convocan a todos los trabajadores a movilizarse ese día, de forma independiente, planteando un programa de salida de la clase obrera y de la izquierda. Llamamos a participar de los cortes, actos y movilizaciones que impulsamos en todo el país y al acto central, a las 12 horas, en el Obelisco.

Compartir

Comentarios