fbnoscript
26 de mayo de 2019

La parálisis de la Uocra encuentra resistencia en las obras

En medio de la crisis
Por Corresponsal

La situación en el gremio de la construcción es calamitosa, la recesión y el ajuste han llevado a la parálisis de las obras sumando muchísimos compañeros a las filas de los desocupados, 7000 en el último año que se suman a los puestos perdidos los años anteriores. Frente a esto las patronales han emprendido una dura ofensiva hacia el conjunto de los trabajadores: atraso en los salarios, pagos en cuotas, no reconocimiento de las horas extras, no respeto de las condiciones de seguridad e higiene (que de por sí ya se han flexibilizado progresivamente) y muchas más condiciones que no se respetan.

A esto se suma que en los últimos días nos llegaron denuncias de compañeros contándonos que las empresas no están pagando los fondos de cese laboral, algo que les descuentan todos los meses. Esta situación no se puede soportar más. En algunas obras los compañeros se están organizando por fuera de la Uocra y paran frente a los atrasos en los pagos. Hay que tener en cuenta que la flexibilización histórica en el gremio llevó a que el salario en promedio esté en los 26 mil pesos, una miseria, lejos de la canasta básica, por un trabajo que a los 40 años deja a los compañeros con severas secuelas físicas.

Hay que tener en cuenta que esto es posible por la connivencia de la burocracia de la Uocra con las patronales y con el Estado que lleva adelante las políticas flexibilizadoras con la finalidad estratégica para la etapa capitalista de abaratar los costos.

Esto repercute directamente sobre una problemática más general que es la falta de infraestructura y vivienda para el pueblo trabajador. Los trabajadores quedamos asignados en barrios que no tienen siquiera los servicios básicos por no poder acceder a una vivienda digna. Es insólito que a esta altura del desarrollo de la tecnología y la industria tengamos barrios en el conurbano de la capital que no tengan red de agua corriente.

La parálisis de la Uocra permite este deterioro de las condiciones laborales. Para resolver esta situación tenemos que poner en marcha una organización clasista de la construcción que se organice para enfrentar estos atropellos, recuperar el sindicato que tiene que ser nuestra herramienta de lucha frente a los atropellos y poder tomar medidas de lucha en las obras hasta que se reviertan estas condiciones.

En esta nota:

Compartir

Comentarios