fbnoscript
29 de mayo de 2019

El paro general del 29 en Neuquén

Paró hasta el sindicato petrolero
Por Corresponsal

Luego de firmar la llamada “paz social” y el “blindaje para Vaca Muerta” en 2018, la dirigencia del sindicato petrolero convocó a parar desde la mañana de hoy por 24 horas, dejando solo guardias mínimas en los pozos. Esta adhesión al paro expresa el fracaso de la "paz social" firmada por la burocracia de Guillermo Pereyra junto a empresarios del sector y el gobierno. Luego de la octava muerte obrera en los yacimientos, la burocracia se ha quedado sin margen para insistir con la línea de colaboracionismo expreso con las empresas responsables de la inseguridad laboral.

Pero no fue la única dirección tradicionalmente “carnera” que convocó a la medida, también el secretariado de empleados de comercio, la UTA, La Bancaria, etc. Los grandes sindicatos han parado la provincia.

Por otra parte, el sindicalismo clasista y los partidos de izquierda, en una columna de unos 500 compañeros/as, marcharon desde temprano a Casa de Gobierno. En el marco del masivo paro, el gobierno no tuvo más remedio que abrir las puertas a una delegación que entregó un petitorio del sindicato ceramista y otro del Polo Obrero y el FOL.

La columna del clasismo y la izquierda se plegó a la concentración de ATE, ATEN, ADUNC (Docentes Universitarios), el MTD, el sindicato de televisión, de prensa y otras organizaciones. Una  columna común de unos 4.000 integrantes se movilizó por el centro de la ciudad, pasó por Casa de Gobierno y volvió al monumento donde se realizó un acto.

Al igual que en jornadas anteriores, los oradores de las direcciones sindicales alineadas al PJ-kirchnerismo pretendieron colocar el paro y al movimiento al servicio de un  recambio electoral patronal. Una vez más, la única excepción fue el secretario general de ceramistas, Alejandro López, quien expresó una posición de  independencia política, planteando que “la oposición mantiene los acuerdos con el FMI y por lo tanto no debemos esperar nada distinto”.

Un hecho que no pasó desapercibido es que el orador de cierre, el secretario de ATE y la CTA, Carlos Quintriqueo (quien jugó en la elección provincial por fuera del kirchnerismo), terminó hablando solo a las y los trabajadores de su sindicato, pues el resto de las organizaciones se retiraron cuando inició su discurso.

El paro y la movilización de hoy bajo la lluvia, al igual que la marcha de ayer por el aborto legal, han demostrado las reservas de lucha del movimiento obrero y popular.

 

 

Compartir

Comentarios