fbnoscript
6 de junio de 2019 | #1551

Un seminario en el Sutna sin precedentes

A 50 años del Cordobazo
Un seminario en el Sutna sin precedentes

Fotos: Charo

El sindicato recuperado del Neumático de la Argentina organizó una jornada debate donde se expresaron las perspectivas de los principales movimientos de lucha del país y las tareas del movimiento obrero en esta etapa. La jornada comenzó en las instalaciones recreativas del Sutna de El Jagüel, en la zona sur, con una destacada mesa de historiadores y periodistas, donde expresaron sus puntos de vista sobre el Cordobazo Hernán Camarero, Lucas Poy, Ismael Bermúdez y Mario Hernández. Con una concurrida audiencia de trabajadores, en particular de la fábrica Bridgestone, los diferentes expositores realizaron un repaso histórico sobre las jornadas obreras en Córdoba, el rol del movimiento estudiantil y la vigencia de la lucha contra la burocracia sindical.

El sábado 31, el seminario continuó con un panel sobre la lucha de la mujer trabajadora, que impactó a la audiencia por las destacadas presencias y la expresión de la lucha de la mujer en esta etapa. De este panel participaron la periodista Silvia Martínez Cassina, la actriz Laura Azcurra, Raquel Blas (secretaria general de la CTA Mendoza), María De Mateis, de la comisión interna de Textilana, y Cristina Beitia, de la comisión de mujeres de Fate. El aporte de las experiencias de lucha en el movimiento de la mujer desde diferentes ópticas dio como resultado la expresión del conjunto de reivindicaciones que enfrenta la mujer frente a la explotación capitalista. Desde la lucha de las trabajadoras de los medios de comunicación, pasando por la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito, hasta la lucha de las trabajadoras de enfermería de Mendoza, la lucha de Fate y la heroica lucha de las trabajadoras de la industria textil de Mar del Plata, se recorrieron experiencias que han sido un aporte fundamental para los trabajadores del Sutna y de la zona norte que estaban presentes.
El panel de cierre contó con Gabriel Suárez, secretario general del sindicato de Luz y Fuerza Córdoba; Abel Bohoslavsky, escritor y participante del Cordobazo; Daniel Yofra, secretario general de la Federación Aceitera; Alejandro López, secretario general del SOECN; Néstor Pitrola, por la CSC-PO y también protagonista, y Alejandro Crespo, del Sutna, que cerró la mesa. Las intervenciones se destacaron por vincular la acción de los trabajadores cordobeses con las tareas, desafíos y problemas actuales que enfrenta el movimiento obrero.

Testimonios y debates

Gabriel Suárez, de Luz y Fuerza hizo referencia a la vigencia del método del Cordobazo en relación con el paro de la CGT de este 29 de mayo: “Si hay una de las cuestiones que a nosotros nos identifica como organización sindical es que no estamos de acuerdo con los paros materos, los paros deben ser con movilización (…) necesitamos poner la historia en el presente”. También señaló: “Nos quieren (el gobierno y el FMI) destruir la matriz de crecimiento de nuestra patria que es específicamente las fuentes de trabajo, con un modelo distinto (…) nos oponemos a la reforma laboral de nuestro convenio así como a la reforma nacional, más protagonismo de todos los trabajadores para salvar a la patria”.

López, de Ceramistas de Neuquén, reivindicó la lucha de las gestiones obreras trazando una analogía con el Cordobazo, alrededor del apoyo popular recibido y de la resistencia a la represión. Afirmó que no alcanza con pelear por reivindicaciones sindicales y con recuperar sindicatos sino que “los trabajadores, lo que verdaderamente nos tenemos que poner como objetivo es el poder (…) tenemos que poner en pie organismos obreros” y planteó la necesidad de que así como el FIT logró un acuerdo electoral, “tiene que poder ponerse de acuerdo en hacer algo unificado, un congreso de trabajadores (…) tenemos que buscar nuestra propia salida”.

Abel Bohoslavsky hizo un repaso de la historia previa al Cordobazo, el golpe de Onganía y el apoyo que recibió tanto de la burocracia sindical como de las cámaras empresarias. Llamó a reivindicar el sentido histórico del Cordobazo concentrado en el cántico “luche, luche, luche, no deje de luchar, por un gobierno obrero, obrero y popular”.

Yofra, de aceiteros, por su parte, repasó la historia reciente de su gremio, el ascenso de la actual conducción y la huelga salarial de 25 días en 2015,  señaló también que “no somos los mismos dirigentes de aquella época e incluso la sociedad no es la misma, nos han ganado la batalla cultural, hoy no necesitan a los militares para romper con dirigentes como Alejandro (Crespo), hoy necesitan a los medios solamente, con los medios los capitalistas nos han ganado hasta las elecciones”. En cuanto a la relación entre el sindicalismo y las alternativas políticas, señaló que “me preocupa más fortalecer el movimiento obrero y no depender de un partido político, no creo que los dirigentes tengan que participar de lleno en un partido político”.

Néstor Pitrola incluyó en su análisis del Cordobazo el rol de Perón con su consigna conciliadora “desensillar hasta que aclare”, reivindicando la vigencia de la gesta cordobesa, hizo un paralelo entre aquella etapa y la situación actual: “este planteo de paro activo de 36 horas que desarrollamos con el Plenario del Sindicalismo Combativo está planteando un Cordobazo nacional (…) hoy un paro activo de todo el movimiento argentino podría derrotar a Macri y a todo el régimen”. Pitrola recogió el guante de lo planteado por López “el congreso de la izquierda y el clasismo tendría que integrar dos cuestiones: lucha por el paro activo nacional, cómo desarrollamos esa lucha y, al mismo tiempo, la referencia política, que el clasismo se reúna en un congreso a ofrecer un programa de los trabajadores y de la izquierda”.

Por último, Crespo destacó la importancia de la actividad para la formación de los trabajadores del gremio, hizo una analogía entre el Cordobazo y la lucha contra el procedimiento preventivo de crisis en Fate: “les dijimos a la empresa y al gobierno que en el cordón industrial de la zona norte podía haber un conflicto imprevisible, un estallido, junto con los vecinos que vinieron todos (…) lo que hizo que frenaran el ataque es que sabían que ese conflicto podía ocurrir”. Crespo también hizo referencia a uno de los pasajes de la intervención de Yofra: “Creo que un sindicato tiene que ser independiente de todos los partidos patronales, porque vamos a tener que enfrentarnos a todos los que vengan, como lo hicimos antes con el kirchnerismo”.

Este seminario, a 50 años del Cordobazo, ha sido un salto en la conciencia de la vanguardia obrera del Neumático. La conquista del gremio continúa abriendo nuevos caminos en la politización de los trabajadores que luchan por sus reivindicaciones y, al mismo tiempo, son un canal de organización de la clase obrera por sus intereses históricos.
 

Compartir

Comentarios