fbnoscript
7 de junio de 2019

Uocra Neuquén, en manos de pandillas mafiosas

Un sector de la burocracia ingresó a los tiros a un yacimiento de Shell con la intención de matar a un delegado, dejando varios heridos.

La semana pasada una patota fuertemente armada de un sector de la burocracia de la Uocra Neuquén ingresó a un yacimiento operado por Shell con la intención de matar a un delegado que responde a otro sector; dispararon a mansalva, produciendo varios heridos, uno de ellos de gravedad. El hecho de que hayan ingresado en varias camionetas, considerando la fuerte regimentación de los accesos, hace suponer la complicidad de la guardia.

Este episodio es uno más de una larga disputa a tiros por el control del sindicato y de los yacimientos, incluido un enfrentamiento con disparos por los 1.200 puestos laborales anunciados por Techint en su locación de Añelo. Sucede que la creación del Convenio Colectivo de Trabajo 545/08 para obreros que “prestan servicios en obras de ingeniería o arquitectura contratadas por el operador de un yacimiento petrolero o gasífero, para ser realizadas dentro del yacimiento...”, que permitió a las empresas introducir a cambio de un salario superior una mayor flexibilización, abrió a su vez dentro de la burocracia sindical (cómplice de esta avanzada) un campo de disputa y reparto de áreas de control por la “bolsa de trabajo” y la caja de recaudación recaudadora a escala petrolera.

La seccional Neuquén de la Uocra, protagonista de huelgas históricas como la de 1984 o la caminata de Piedra del Águila dos años después, que supo dirigir el clasismo tras la elección de 1989, es hoy un aparato en manos de mafiosos y corruptos, protagonista de una larga guerra de fracciones que se disputan los negocios y coimas de la obra pública, y especialmente el preciado botín de las obras en los yacimientos de Vaca Muerta.

Una historia de balazos y trenzas políticas

La designación de Víctor Carcar en la seccional, años atrás, agudizó el proceso de descomposición.

Carcar venía de ser enjuiciado por desfalcos en una obra social en Bariloche, junto al secretario general de Gastronómicos. En Neuquén se ligó primero al gobierno de la Alianza en el municipio local, luego en el 2013 fue candidato del MPN a concejal. Estuvo prófugo cuando se dictó sentencia por el desfalco y apresado en el 2017. Pero en diciembre de 2018, la Suprema Corte de Justicia de Nación lo excarceló y Gerardo “Batallón 601” Martinez lo designó nuevamente al frente de la Uocra Neuquén.

En los tiempos que Carcar estuvo prófugo, dos fracciones se disputaron el sindicato: una de ellas, la de Levi, quien recientemente fue parte de la comitiva con el gobernador Omar Gutiérrez y el presidente Macri en su visita a Vaca Muerta y hoy (7 de junio) fue apresado como instigador de la balacera en el yacimiento de Shell. La otra fracción es del histórico dirigente ligado al pejotismo y a Ramón Rioseco, “Rancho de Paja” Godoy, que tras la huelga en Piedra del Águila en los 80 y la caminata hasta Neuquén entregó la lucha por nada.

La guerra entre fracciones aparece entrelazada con los choques y roces de las fracciones patronales, y abarca las relaciones con los narcos (que hacen estragos en las obras y yacimientos) y con las fracciones policiales de turno. Porque así como no puede ingresar a un yacimiento una caravana de camionetas sin que estas sean vistas, tampoco puede ser sencillamente desapercibido el copamiento de la sede del sindicato a los tiros (como sucedió en febrero de 2016) o (como pasó dos años antes) el asesinato a balazos de un obrero ¡a 50 metros de la central de policía!

Vale señalar que el ministro de Seguridad provincial Jorge Lara intervino en la disputa a favor de Levi, reclamando elecciones a la Uocra nacional.

Los trabajadores de la construcción han quedado rehenes de estos enfrentamientos mafiosos y son entregados a la voracidad capitalista con salarios de miseria y condiciones laborales inhumanas.

Una tarea pendiente del clasismo es volver a desarrollar en la base del sindicato una poderosa agrupación que barra estas lacras y recupere el sindicato.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios