fbnoscript
18 de junio de 2019

Trabajo suspende elecciones gremiales de Controladores Aéreos

En el medio del plan de lucha
Por Corresponsal
La Pista

La Secretaria de Trabajo de la Nación dispuso la semana pasada la suspensión de las elecciones de la Asociación Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (Atepsa), que debían realizarse el lunes 10.

El gremio está desarrollando en estos momentos un plan de lucha por la paritaria y por la reincorporación de una despedida, víctima de violencia laboral y de género. En este escenario, la medida del gobierno aparece como una extorsión hacia la conducción de Atepsa, para que levante las medidas a cambio de validarle las elecciones.

La misma Secretaría de Trabajo que hace la vista gorda frente al 99% de las maniobras ilegales y anti-democráticas mediante las cuales las burocracias sindicales se perpetúan en el poder, ha decidido valerse de una impugnación presentada por un sector opositor para suspender los comicios. 

Los controladores aéreos no han recibido aumento salarial desde que venció la paritaria el 1° de marzo, y vienen con un fuerte atraso por lo firmado en 2018. Es por eso que venían realizando paros escalonados de dos horas diarias en horas no pico hasta que fue decretada la conciliación obligatoria, cuya prórroga se venció la semana pasada. En este período la patronal sólo ofreció un mísero 10% a cuenta, que significaría la pauta más baja no solo entre los aeronáuticos sino de todo el sector público.

Las elecciones y la suspensión

El gobierno busca mediante su intervención disciplinar a una conducción burocrática que hasta hace poco era su niña mimada, a la que le dieron en 2016 la personería gremial en el sector, pero que ahora revista en las filas del sindicalismo que apoya la fórmula Fernández-Fernández. Esta misma burocracia fue la que firmó hace poco el pase de 6 a 8 horas de trabajo (en una actividad con alto stress laboral) y el convenio colectivo que declara la esencialidad del servicio, restringiendo fuertemente el derecho a huelga.

El sector opositor que impulsó la impugnación de la elección, vinculado a la burocracia de ATE de Hugo “Cachorro” Godoy, exige que se puedan presentar quienes tengan menos de dos años de afiliados. Más allá de que quienes presentan la impugnación son responsables de todo tipo de fraudes en su propia casa y que no tienen ningún afán democrático, se valen de argumentos válidos sobre los que vale la pena detenerse. Hay que tener en cuenta que es la primera elección de comisión directiva en la historia del sindicato, que hasta hace pocos años tenía un estatuto que ni siquiera permitía la elección directa de su secretario general por los afiliados. A esto se suma que hay otros sindicatos en el sector y que desde hace poco tiempo que Atepsa tiene la personería gremial.

La conducción de Atepsa debería permitir la presentación en las elecciones de todos los compañeros afiliados al sindicato y que sean los propios trabajadores en comicios transparentes los que definan quiénes deben ser su próxima conducción. 

Es necesaria la convocatoria a asambleas en todos los lugares de trabajo para discutir la paritaria, ratificar el plan de lucha y denunciar que el gobierno busca utilizar la impugnación como una herramienta de presión para el levantamiento de las medidas de fuerza.
 

Compartir

Comentarios