fbnoscript
19 de junio de 2019

La campaña de la Marrón-Naranja en el Astillero Río Santiago y ATE Ensenada

Por Corresponsal
Tribuna Estatal del Astillero

A menos de dos meses de las elecciones, es evidente que la conducción de ATE Ensenada, la Lista Blanca (alineada a nivel provincial y nacional con la Verde del Cachorro Godoy), mantiene paralizado al gremio y está dejando pasar todas las provocaciones contra el Astillero Río Santiago, que es nuevamente un blanco de ataque del gobierno de Macri y Vidal. 

Después de las grandes movilizaciones y acciones desarrolladas el año pasado la burocracia se ha empeñado en apartar al Astillero de todas las luchas estatales, llegando al extremo de carnerear los propios paros nacionales y provinciales de ATE. Esto cuando el gobierno suma nuevos ataques contra el convenio, poniendo trabas desde la Dirección de Recursos Humanos al  otorgamiento de licencias, las cuales quedan sujetas a la aprobación del presidente de la empresa, Calvente. La parálisis gremial excede el marco del ARS, ya que los auxiliares de escuela, los trabajadores de la Salud o del Patronato de Liberados tampoco obtienen respuesta alguna a los masivos descuentos salariales ni a la necesaria reapertura paritaria por un urgente aumento salarial.

Esta política de desmovilización fue trazada a partir de la firma del acta de paz social con el gobierno, tutelada por la Pastoral Social. Es por este motivo que la tregua incluye también a la lista Verde y Blanca (del concejal massista Pachuli Ignomiriello y apoyada por el kircherista Catalano), y la Blanca Dorada (un desprendimiento de la conducción seccional). Ninguna de estas listas ha cuestionado la firma de una paritaria a la baja del 20 % en seis cuotas pactada para todo el  2019. Al fin y al cabo, apoyan el pacto social que propone la fórmula Fernández-Fernández para pagarle al FMI a costa de los trabajadores. Las denuncias cruzadas en el marco de la campaña electoral no pueden ocultar que se trata de disputas de aparato, mientras todas estas variantes rechazan llevar los debates y discusiones a una asamblea general de fábrica.

Esa negativa choca con una tendencia creciente a la deliberación de los trabajadores del ARS, que ha llegado a la propia Escuela del Astillero (ETARS). En las últimas semanas se han sucedido asambleas autoconvocadas promovidas desde las secciones, y se desarrolló una concentración frente a la Dirección de la Empresa reclamando la entrega de los insumos, el pago de sumas adeudadas y la devolución de los descuentos salariales arbitrariamente ejecutados. Es todo un programa de acción y reivindicativo que toma en sus manos el activismo ante el  abandono  de  todas las fracciones de la burocracia, mientras el gobierno de Vidal perpetúa la paralización productiva del ARS, que solo cuenta con trabajos de reparación  a cuentagotas.

Solo las corrientes clasistas que integramos la lista Marrón-Naranja, en particular Tribuna del Astillero, y activistas independientes, hemos impulsado la convocatoria a asamblea general y el cumplimiento de todas las medidas de fuerza, reclamando la reapertura de las paritarias, el respeto al convenio colectivo de trabajo,  el pase a planta de los becados egresados de la Escuela del Astillero, y la reactivación plena del ARS, lo que implica que se provea inmediatamente de los insumos para las construcciones 79 y 80 y para los talleres, y la continuidad de la construcción de las LICA. También planteamos la convocatoria a un nuevo Plenario Regional de Delegados de Ensenada para votar un plan de lucha común en defensa del Astillero Río Santiago y de todos los trabajadores contra el ajuste de Macri y Vidal.

Con este programa impulsamos una  gran campaña por el voto a la Lista  Marrón-Naranja y a la Multicolor a nivel provincial y nacional, por una nueva dirección en ATE.  ¡Basta de tregua! ¡Por un Astillero 100% estatal bajo la dirección de sus trabajadores!

Compartir

Comentarios