fbnoscript
25 de junio de 2019

Neuquén: la patronal extorsiona a los trabajadores mineros de Ambar

Plan de lucha para enfrentar los ataques a los obreros del sector

La patronal Ambar Cía. Minera S.A. amenaza con suspensiones y despidos. Respaldándose en la supuesta crisis que vive el sector, y  aduciendo haber hecho todo lo posible para preservar los puestos de trabajo, le “propuso” al sindicato Aoma Zapala que para evitar despidos y suspensiones durante los meses de junio, julio y agosto, acepte que los trabajadores no cobren el 20% de presentismo durante estos meses.

Se trata de un claro intento de extorsión para someter a los trabajadores a un recorte salarial sobre un ítem que ya de por sí implica que los compañeros se autoexploten para poder sostenerlo (ir a trabajar enfermos etc.). Una asamblea rechazó de plano esta “propuesta”, planteando que “el bolsillo de los trabajadores no se toca”. 

No es el primer ataque. Durante más de la mitad del 2018 pagó la quincena en dos cuotas a sus trabajadores (¡salario en 4 cuotas!). Con la misma excusa: alegando una crisis. Luego de asambleas y el reclamo de los trabajadores la situación se normalizó.

La crisis de ayer y de hoy donde esta

Cabe destacar que el presidente de la empresa, Santiago Sapag, es un miembro de la familia fundadora del partido provincial, del MPN, que gobierna la provincia de Neuquén hace más de 50 años. Familia que ha sido beneficiada a través de la constructora CN Sapag con la mayoría de la obra pública en la provincia.

La empresa también ha sido beneficiada por las políticas del gobierno nacional de Macri, con el cual el MPN sostiene hasta el día de hoy una alianza estratégica, ya que desde febrero de 2016 hasta septiembre de 2018, el macrismo levantó las retenciones a las exportaciones, lo que resultó en enormes ganancias para los exportadores como Ambar.

La vuelta de aplicación de las retenciones a la minería por pedido del FMI (4 pesos por cada dólar)  no significó una crisis para Ambar ya que la devaluación compensó con creces la pérdida. 

Es decir que la "crisis"  de la que habla no tiene ningún elemento de prueba para poder analizarse. Es un fantasma que se agita para atacar las condiciones de trabajo.

Como si esto no fuera poco, la familia Sapag cuenta con la complicidad del Ministerio de Trabajo que hace oídos sordos a los reclamos de los trabajadores. Ambar no le paga el 40% por zona patagónica a sus empleados, quienes además siguen reclamando por las condiciones de trabajo. En la cantera de Ambar, a 40km de Zapala, los trabajadores comen en las máquinas porque no tienen matera, y no se cumplen las normas de seguridad cuando hay riesgo de derrumbes y accidentes. Tratándose de una zona con clima riguroso, tampoco tienen agua caliente, ni leña. Y es muy grave que no tengan ni un equipo de radio y transporte en caso de accidentes. En la fábrica la situación no es diferente ya que carecen de elementos de seguridad, botiquines completos o camilla de emergencia, o un servicio de enfermería. En el lugar se convive con ratas y la lista sigue.

Allí los trabajadores comen en las maquinas porque no tienen matera, no se cumplen las normas de seguridad cuando hay riesgo de derrumbes y accidentes. Tratándose de una zona con clima riguroso, tampoco tienen agua caliente, ni leña. Y es muy grave que no tengan ni un equipo de radio y transporte en caso de accidentes. En la fábrica la situación no es diferente ya que carecen de elementos de seguridad o botiquines completos o camilla de emergencia, o un servicio de enfermería, en un lugar donde se convive con ratas. Tampoco le renuevan y la lista sigue.

¿Cómo la seguimos?

Difundamos esta situación entre todos los compañeros mineros, necesitamos asambleas de trabajadores que pongan de relieve esta situación y que discutan un plan de lucha en conjunto entre los compañeros de todas las empresas. 
Así como los trabajadores de la planta de Loma Negra de Barker se plantaron contra los despidos y el cierre de la planta en Benito Juárez  y los trabajadores de la mina Aguilar en Jujuy que están en paro por tiempo indeterminado reclaman condiciones de seguridad e higiene, es necesario que enfrentemos el ataque patronal.

No aceptamos ninguna amenaza, ningún despido ni suspensión. Ocupemos toda fábrica que cierre, suspenda o despida. 

Que la crisis la paguen los empresarios.

En esta nota:

Compartir

Comentarios