fbnoscript
27 de junio de 2019 | #1554

Los técnicos aeronáuticos derrotan a la burocracia

Por Mariano Busatto
Delegado APTA - Agrupación La Pista
Los técnicos aeronáuticos derrotan a la burocracia

Por medio de una maniobra, la burocracia de Cirielli intentó modificar el Estatuto del gremio

En medio del feriado largo y con 48 horas de anticipación la burocracia de Ricardo Cirielli, secretario general de la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico (APTA), convocó a través de su página web a Asamblea General Extraordinaria para votar por sí o por no la modificación del Estatuto gremial. Para disimular la violación de los 30 días hábiles obligatorios para convocarla y presentar las modificaciones, alteraron la fecha de publicación.

La Comisión Directiva concluye su mandato en noviembre, con lo que vencen los plazos estatutarios para convocar a elecciones, elegir Junta Electoral en asamblea, abrir el plazo para presentación de listas y desarrollar la campaña electoral.

En la propuesta de modificación se otorgan derechos electorales a los afiliados honorarios, los que pueden serlo aún sin pertenecer a la actividad, con el único objetivo de inflar el padrón. También se admite a los jubilados en la Comisión Directiva, con el propósito de beneficiar a algunos miembros que hace décadas ocupan su sillón. Se degrada la condición del Delegado General a “Coordinador” quitándole la atribución de participar con voz y voto en las reuniones de Directiva. Entre otros artículos que son modificados sin especificar en qué sentido.

En todo este período Cirielli nunca citó a asamblea para discutir la continuidad de la lucha por el salario y en defensa del convenio que el macrismo pretende destruir. El intento de actuar por sorpresa, entre gallos y medianoche, se transformó en un búmeran de indignación que viene alimentada por la tregua de 7 meses con la paritaria vencida y algunas sumas a cuenta.

A pesar de desarrollarse en plena jornada laboral y muy lejos de los lugares de trabajo, un importante sector se movilizó, y luego de ganar la integración de la mesa concluyó rechazando toda modificación del Estatuto por 218 a 165 votos.

Cirielli intentó defender los cambios apelando a la demagógica propuesta de formar una Comisión de género, lo que no impidió que las compañeras presentes le votaran en contra.

También quiso reivindicar su carácter democrático porque en esta oportunidad no hubo como en las anteriores patota o gas pimienta contra los técnicos y no se impidió el ingreso de afiliados opositores. Los técnicos sabemos que estas condiciones se conquistaron con la movilización masiva.

Entre los trabajadores que intervinieron se destacó el activismo antiburocrático de la Lista Violeta, que ya realizó una importante elección hace 4 años. En sus intervenciones plantearon que los jubilados y jubilables debían organizar junto a todos la lucha por el 82% móvil, y contra la reforma previsional. Defendieron la formación de una Comisión de género para sumar a APTA a la ola verde, pero ratificando que cualquier modificación  del Estatuto debe ser precedida por  una amplia deliberación de los trabajadores.

Los técnicos encontraron la oportunidad para asestarle un golpe a la burocracia que abre grandes posibilidades para la recuperación de APTA.

Pongamos en pie nuevamente una alternativa independiente y de lucha.

En esta nota:

Compartir

Comentarios