fbnoscript
19 de enero de 2012 | #1209

Camioneros: Si esperamos atrás, nos golean

Pudimos escucharlo en persona de boca de un joven de la Juventud Sindical, en el plenario convocado por él contra el tarifazo: "Somos verticales, haremos lo que diga Hugo, pero lo nuestro es la paritaria, y en ese punto les adelanto: camioneros y peajes no firmarán ningún tope ni techo".

Desde luego, no se nos escapa que la mitad del espectro político que se sumó a la lucha contra el tarifazo del subte lo hizo porque se lo adjudican a Macri -aunque fue el resultado de un traspaso acordado. Pero la línea estratégica es postergar cualquier lucha contra el 'ajuste' para después de marzo, cuando empiezan "las paritarias". La CGT y todas las alas de la burocracia eluden caracterizar el ajuste absolutamente generalizado, establecer sus alcances y denunciarlo.

El convenio camionero vence el 1° de julio, cuando las boletas de servicios e impuestos, los despidos, las rebajas de los estatales y el aumento en todos los transportes estén consumados -y cuando se hayan firmado, turno a turno, todas las paritarias.

Si la política fuera atacar el 'ajuste' por medio de las paritarias, habría que adelantarlas -por ejemplo en camioneros o en telefónicos. El adelanto serviría también para contrarrestar a los Pignanelli de Smata, Caló, Gerardo "601 "Martínez, o los socios de Pedraza, quienes quieren picar en punta para aplicar el techo de Cristina y De Mendiguren -como acaba de ocurrir en bancarios.

En segundo lugar, muchas empresas de camiones no pasaron los tickets al básico, sino a un rubro que no sufrió actualización por inflación. En Oca, sus siete mil camioneros ganan un salario por piezas que requiere una jornada de 12 ó 13 horas; al primer enfriamiento económico, la supresión de las horas extras los llevaría a su básico de 3 mil pesos -lo mismo vale para los salarios por kilómetros y viáticos diarios. Por otro lado, son legión los tercerizados de agencias -algunas vinculadas con Moyano- como Suministra, Guía Laboral y otras, los que deberían pasar a planta permanente. Además, empresas como Unir -de la rama camionera dedicada al clearing del grupo Clarín- han impuesto un banco de horas mensual, de manera que no pagan extras si no se sobrepasa el tope mensual de horas, manipulando el salario hacia el básico.

Hay que abordar las paritarias enfrentando el 'ajuste' y los 'techos' del gobierno, no "esperando el turno para compensar los aumentos".

Desde esta posición, impulsamos el debate en todas las empresas camioneras, en los sectores de logística recientemente incorporados y tantos otros. Que camioneros convoque una asamblea general en cada provincia, en cada localidad, en la que se elijan los paritarios con un mandato y un plan de lucha de la CGT.

En esta nota:

Compartir