fbnoscript
19 de enero de 2012 | #1209

Los pasantes de Arba contra la precarización laboral

Mucho más que una lucha por el pase a planta permanente

Desde el 20 de diciembre, los trabajadores del Call Center de Arba, se encuentran en un enérgico plan de lucha contra el fin de sus contratos de pasantías.

Son más de 150 jóvenes estudiantes de la UNLP, que bajo la Ley Nacional de Pasantías, realizan tareas para el Estado provincial. Sus contratos, a medida que van venciendo luego de 18 meses, suscitan luchas desde el año 2009.

A mediados de 2011, conquistaron el pase a planta temporaria de una tanda de pasantes. Pero esto no significó el fin de la precarización en el sector.

Arba fue creada en 2007 como ente del ejecutivo, para "optimizar" el cobro de los impuestos. Organismo famoso por la propaganda contra la evasión de parte de su ex director Santiago Montoya, hombre mediático por su pelea contra el "mercado negro" (sic) La primera Ley de Pasantías fue promulgada bajo el segundo mandato de Menem. A partir de allí, las universidades del país conjuntamente con las cámaras empresariales y el Estado, legalizaban los contratos con terceros de las casas de altos estudios y la aplicación de la precarización laboral a los estudiantes.

Más que prácticas rentadas, han significado una maniobra para abaratar costos por parte de las patronales, pagando a la mitad o menos, a los trabajadores de lo que corresponde por cada convenio colectivo. En muy pocos casos se trata de un verdadero aprendizaje dentro de las carreras de grado. Se trata lisa y llanamente de mano de obra barata, sin los aportes correspondientes.

La nueva Ley de Pasantías Educativas, promulgada en 2008, es proclamada por el gobierno kirchnerista por contener un alto valor "pedagógico", (sic). En la huelga por tiempo indeterminado que han iniciado los jóvenes del 0800arba, las autoridades de la provincia y de la UNLP, han defendido a rajatablas esta normativa, y ante el planteo de los delegados de ATE del origen menemista de la ley, se han declarado acérrimos defensores de la misma.

Los trabajadores del call están decididos. Por su tenacidad y por lo que esta lucha de pase a planta permanente significa, su relevancia es mayúscula. Tanto para los trabajadores, en primer lugar del Estado, como para el conjunto del movimiento estudiantil platense.

En la última jomada hábil del año, han propuesto doce plantas temporarias para los 18 cargos que quedan cesantes en diciembre. Los trabajadores en asamblea han votado rechazar la propuesta, volver al paro total hasta que se conquiste la continuidad laboral de los cesanteados en noviembre y diciembre, y el compromiso del pase a planta permanente del 100% del plantel del call.

Vayamos por el fin de la precarización laboral en la provincia, y por el fin de las pasantías no formativas de la universidad.

En esta nota:

Compartir

Comentarios