fbnoscript
21 de marzo de 2007 | #984

La huelga de Perfil, en su tercera semana

Por Corresponsal
de La Naranja de Prensa
En el comienzo del paro existía entre los trabajadores la ilusión de que el gobierno, enfrentado a la patronal de Perfil, iba a jugar sus cartas en apoyo a sus demandas. El Ministerio de Trabajo sólo atinó a un borrador de solución que en lo fundamental postergaba nuestro reclamo hasta fin de año. El proyecto fraccionaba en tres cuotas un aumento y mostraba que por encima de los enfrentamientos del kirchnerismo con algunos grupos empresariales, están unidos en defender la “pauta salarial”.
 
Perfil aprovechó el camino abierto por el gobierno para ofrecer un aumento en rodajas aun más finas.
 
La asamblea rechazó recibir los aumentos en 2008. El promedio mensual de lo ofrecido por la patronal era de 250 pesos para todos, la mitad de lo exigido. Con agudeza, alguien sostuvo que aceptar este ofrecimiento, a 17 días de comenzada la huelga, era volver con la cabeza gacha a los escritorios, y acabar despedidos.
 
La decisión fue unánime. Con un voto a favor de la propuesta de la empresa, la asamblea de trabajadores exigió que Perfil revea su postura.
 
Los periodistas de Perfil están a la izquierda de la Comisión Interna más combativa del gremio de prensa.
 
Las publicaciones están colapsando. La pulseada a los carneros se está ganando hora a hora. El sábado pasado se paró la edición del diario por varias horas.
 
Los columnistas de Perfil han sumado su apoyo al conflicto. Algunos de ellos, como Quintín, Víctor Hugo Morales, Gonzalo Bonadeo, han adherido activamente.
 
La presencia de la Fuba, de la AGD-UBA, del Cuerpo de Delegados de Metrovías, del Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Sociales, ha templado nuestros ánimos.
 
Las comisiones internas del gremio han jugado un papel central en la difusión del conflicto. Lo mismo la Naranja de Prensa.
 
Por primera vez en muchísimo tiempo, el gremio de prensa se despierta día a día con grandes triunfos: los 500 pesos de La Nación, los 450 pesos de El Cronista y BAE, los aumentos en Crónica TV .
 
Como le dijera una huelguista a un confundido editor carnero: ¡Es la lucha, estúpido!
 
 
 
(17/3)

Compartir

Comentarios