fbnoscript
5 de agosto de 2019

Casi un mes de lucha en la papelera Ansabo de Quilmes

Redoblar la solidaridad y exigir un plenario de delegados

En unos días los trabajadores de papelera Ansabo cumplirán un mes de lucha reclamando el pago total de la deuda salarial y la indemnización ante la patronal que decidió despedir a la totalidad del personal de la fábrica. Estas 45 familias vienen dando una dura pelea rodeadas por la solidaridad de los vecinos y trabajadores de la zona.

En este tiempo, aparte del aguante en el acampe, muchas fueron las iniciativas que los compañeros realizaron. Entre ellas, una numerosa movilización al municipio para solicitar la intimación a los dueños y asistencia social. Pasaron dos audiencias en la Secretaría de Trabajo de Quilmes donde la patronal solo se comprometió a pagar cuotas de la deuda salarial de quincenas, vacaciones, retroactivo de paritarias.

En la última audiencia, la empresa presentó documentación sobre la situación que atraviesa la fábrica, un informe sobre el estado contable, detalles de la deuda con Arba y Afip, y la notificación de Cammesa y Metrogas de corte del servicio. Pero no ofreció ninguna novedad de cómo resolver el pago de las indemnizaciones y sigue relevando a los trabajadores de retomar tareas. La antigüedad promedio de los trabajadores sobrepasa los 20 años.

El sindicato, si bien en el acta solicita la cancelación inmediata de la deuda y la reactivación de la fábrica sin pérdida de puestos de trabajo, no ejerce ningún rol organizativo sobre los despedidos ni convoca a una acción gremial de la seccional en repudio, para presionar de manera colectiva sobre esta patronal negrera. Solo donó cajas de alimentos e hizo un modesto aporte económico. La difusión del conflicto es gracias a las redes sociales y los noticieros, que registran la desesperante realidad de las familias papeleras.

El pasado domingo los trabajadores organizaron un gran festival en la plaza del barrio para financiar el fondo de lucha, la actividad se pudo llevar adelante gracias a las donaciones de diversos sectores.

Para que no venza la desesperación hay que redoblar la solidaridad y ejercer presión con iniciativas de movilización y denuncias sobre el municipio, Secretaría de Trabajo, gobernación y el sindicato. Esta patronal durante años funcionó gracias a una alevosa evasión de impuestos y el último tiempo aplicó un vaciamiento, desde hace meses dejó de realizar los aportes de cargas sociales, incumplía hasta las mínimas condiciones de seguridad e higiene. Frente a todo esto, el sindicato papelero hacía la vista gorda.

La Lista Gris papelera en una asamblea solicitó a la comisión directiva del sindicato que convoque un plenario de delegados o asamblea general, para así poder votar un plan de lucha en la seccional para que los obreros de Ansabo triunfen. Hasta el momento no hay noticias de nada.

Recorrer las fábricas papeleras de la seccional para difundir el conflicto sería una gran iniciativa para así poder explicar la necesidad de luchar en conjunto todos los papeleros contra los cierres, despidos, en defensa del salario y por mejores condiciones laborales.

Compartir

Comentarios