fbnoscript
22 de agosto de 2019

Córdoba: huelga de los municipales de Jesús María

Los municipales de la ciudad cordobesa de Jesús María han decidido esta semana marchar al paro por la recomposición salarial. La medida fue definida por la nueva conducción combativa y resuelta en asamblea general de trabajadores en los tres turnos, hasta el viernes próximo, con la expectativa de obtener una negociación y respuesta favorable (en caso contrario, seguramente se profundizarán las medidas de fuerza).

A diferencia de la heroica huelga de 14 días que llevaron adelante en septiembre de 2018, que comenzó con el impulso de una parte de los obreros más explotados, esta vez el paro es impulsado por el conjunto de las áreas operativas, lo que marca un claro avance en la organización y concientización de las bases.

El reclamo de los trabajadores es de un 40% de aumento salarial para el resto del 2019, con una mesa de revisión permanente ante la posibilidad de una nueva estampida inflacionaria. Si bien durante el 2018 los municipales obtuvieron una importante recomposición salarial al calor de la huelga triunfante, este año solo han recibido tres aumentos acumulativos del 5% en abril, 5% en mayo y 8% en julio, lo que está llevando a perder frente a la inflación anual que no cesa de crecer.

Esos planteos han sido expresados en los reclamos planteados a la Intendencia de Jesús María en los siguientes términos:  “A la grave pérdida salarial y la considerable reducción del poder adquisitivo que han sufrido los trabajadores a raíz del golpe inflacionario, de los tarifazos producidos en el mismo periodo, que han puesto en riesgo la propia subsistencia del colectivo de trabajadores, cuya representación ejercemos; se le suma el hecho de que los salarios que perciben la gran mayoría de los trabajadores municipales de esta empresa, no alcanzan a cubrir la canasta básica familiar, que se encuentra según las últimas mediciones oficiales en la suma de $ 31.148,00; por lo cual se encuentran por debajo de la línea de pobreza. Lo que expresa la necesidad de carácter urgente de acordar una recomposición en la remuneración percibida por los mismos para afrontar la severa crisis que sufren. Todo ello se encuentra agravado por la corrida cambiaria de los últimos días que ha dejado una devaluación de la moneda superior al 25% y ya se hace sentir en el valor de los productos necesarios para subsistencia de los asalariados”. 

La lucha salarial de los municipales de Jesús María va a la par de otros reclamos fundamentales que viene sosteniendo el sindicato, como son el pase a planta permanente de los precarizados (contratados y transitorios) que constituyen el 80% del total de personal, el reconocimiento de la categorización de cada trabajador, el pago de refrigerio y de otros ítems del salario, y el fin de los atropellos y persecuciones patronales. Todas esas luchas y reclamos, y la metodología de acción directa y de tomar las decisiones en asambleas de bases, representan una verdadera revolución en el sindicato, que se encuentra en las antípodas de la situación que se tenía bajo la dirección de la burocracia sindical.

El apoyo a la lucha de Jesús María será un eje fundamental de la movilización convocada por el Plenario del Sindicalismo Combativo en Córdoba este jueves 23 de agosto. Llamamos al conjunto del movimiento obrero y popular a apoyar la causa de los municipales.
 

Compartir

Comentarios