fbnoscript
20 de septiembre de 2019

Metalsa: despidos y persecución sindical

La empresa autopartista impidió el ingreso a su planta de Tigre a Ignacio Serrano, ex delegado y candidato del FIT-U, pese a la cautelar judicial en su favor.

La semana pasada, la empresa Metalsa impidió el ingreso a su planta del partido bonaerense de Tigre a Ignacio Serrano, miembro de la lista azul de la UOM –opositora al oficialismo del gremio- y ex delegado de la fábrica.

Metalsa es parte del grupo Proeza, una empresa multinacional de capitales mexicanos dueña de las firmas Citrofrut (agroindustrial), Astrum (tecnología satelital y de alta comunicación) y Areya (negocios inmobiliarios) que tiene exorbitantes ganancias a nivel mundial. Cuenta con el monopolio de los chasis, que produce en la planta de Tigre para las camionetas de Ford, Volkswagen y Toyota.

La lucha contra los despidos y la flexibilización laboral

En el 2014, Serrano junto a otros trabajadores y activistas fueron despedidos por la patronal como represalia por organizar la lucha en rechazo al banco de horas, una forma de flexibilización laboral que intentó aplicar la patronal. Fruto de la lucha por las reincorporaciones, la patronal tuvo que reinstalar a los despedidos tras un fallo cautelar de la justicia en agosto de 2017, que actualmente se encuentra vigente y ratificado por la Cámara de Apelaciones de la justicia laboral.

Los despedidos denuncian que estuvieron dos años sin tareas laborales, aislados en un espacio cerrado tipo “jaula” para que no tengan contacto con los compañeros de los sectores y teniendo que pagar multas por “incumplimientos” laborales.

La UOM, cómplice de la patronal

Dos días después del despido de Serrano, la UOM, que no ha hecho absolutamente nada en defensa de los puestos de trabajo y por la reincorporación de los despedidos, convocó a elección de delegados en el sector RPU, donde trabaja Serrano.  Aquí se ve la clara acción común entre la patronal y el sindicato para sacarse de encima al activismo y los luchadores con el claro objetivo de avanzar hacia la reforma laboral, los despidos y la flexibilización que reclaman las patronales y el FMI y cuentan con el aval de Macri y Fernández-Fernández-Massa.

La dirección de la UOM, que tendría que estar convocando a un plenario general de delegados de todas las fábricas para votar un plan de lucha por la reapertura de paritarias, contra los despidos y suspensiones, para rechazar los cierres de fábrica y por todas las reivindicaciones de los trabajadores metalúrgicos, se dedica a atacar a los activistas y trabajadores del gremio, allanándole el camino a las patronales que intentan descargar la crisis del sector sobre los trabajadores. Este cuadro muestra la necesidad de una nueva dirección de la UOM, de la recuperación de los cuerpos de delegados, las comisiones internas, las seccionales y el sindicato para llevar adelante un programa propio de los trabajadores.

Vamos por la reincorporación de todos los despedidos

Esta semana, diputados del Frente de Izquierda-Unidad y personalidades de derechos humanos, presentaron un amicus curiae en la justicia laboral rechazando el despido de Serrano, quien es a su vez candidato del FIT-U en el partido de Tigre.

Rechacemos los despidos y los ataques patronales hacia los trabajadores y el activismo de Metalsa. Ponemos a disposición todas nuestras fuerzas por la reincorporación de los despedidos.

Es necesario que la CGT y la CTAs convoquen a un paro activo nacional de 36 horas, para unificar las luchas obreras en el camino hacia la huelga general.

Compartir

Comentarios