fbnoscript
2 de diciembre de 2019

Plenario obrero en Minetti

Los trabajadores resisten el embate patronal. Vamos por la expropiación bajo control obrero

El pasado viernes 29 se realizó un plenario obrero en la planta de Minetti, donde los trabajadores permanecen hace meses en asamblea permanente para enfrentar los 150 despidos decretados por la patronal.

La situación que enfrentan los trabajadores de Minetti, tras cuatro meses de lucha, es crítica. Los despidos realizados por la empresa -en su gran mayoría con causa- son el punto culmine de una política de vaciamiento sistemática, que comenzó con la retención de los salarios durante tres meses, la paralización de la producción, el desconocimiento de las acta acuerdos firmadas en el Ministerio de Trabajo, y finalmente, el concurso de acreedores para decretar la quiebra.

Todas y cada una de las maniobras de la empresa contaron con el respaldo del Ministerio de Trabajo, que funcionó como un factor de contención y extorsión permanente contra los trabajadores. Dejando actuar a la empresa, incluso en la más absoluta ilegalidad, dilató la resolución del conflicto llevando a los trabajadores a un estado de desesperación, lo que facilitó los 150 despidos, sin pagar los tres meses caídos y sin indemnización alguna, para que la empresa pueda desprenderse sin costos de trabajadores con 7, 10 y 25 años de antigüedad; tal cual dicta la letra de la de la reforma laboral en danzas. 

En una provincia donde el 40% de la población se encuentra por debajo de la línea de la pobreza, mientras crece la desnutrición infantil, el gobierno de Schiaretti ha adoptado una política criminal habilitando el cierre de una de las moliendas de trigo más grandes de la Córdoba.

La convocatoria al plenario obrero, buscó entonces poner en marcha un plan de acción para enfrentar esta nueva embestida, con la movilización política y el apoyo de los sectores en lucha. En el plenario se hicieron presentes activistas, delegados y luchadores obreros, que llevaron su apoyo y solidaridad, en la perspectiva de unificar y fortalecer los diferentes procesos de lucha. 

Con una delegación de compañeros de las fábricas del neumático de Córdoba, el SUTNA marcó la importancia de defender una perspectiva de organización y movilización independiente del Estado, método que les permitió arrancar la mejor paritaria en un cuadro de crisis generalizada (32% semestral). En el mismo sentido intervinieron los compañeros de Plascard, quienes vienen sosteniendo una persistente lucha contra el Estado provincial para poner en marcha la cooperativa de trabajadores conformada ante el vaciamiento y quiebra de la empresa. Desde esta experiencia, los trabajadores señalaron la importancia de organizarse para poner en marcha la fábrica, y rechazar el cierre y los despidos en estado de movilización. También estuvieron presentes trabajadores de Kimberly Clark y Ansabo.

Vamos por la expropiación

Por su parte, Soledad Díaz, legisladora del PO-FIT participó poniendo a disposición la banca, pero fundamentalmente señalando la necesidad de avanzar en un planteo político de fondo que rechace de plano las maniobras del Ministerio y la empresa, y logre poner en marcha la planta. 

En este sentido, presentó al pleno un proyecto de expropiación, sin indemnización, cuyo objetivo es “mantener la fuente laboral bajo gestión de los trabajadores, a los fines de posibilitar la continuidad de la actividad productiva de la planta” (art. 2). El mismo prevé “el pago de la totalidad de los salarios adeudados al personal incorporado bajo cualquier modalidad de contratación” y la anulación de todos los despidos (art. 4), como así también, frente a una eventual disminución de la producción, fija el “reparto de las horas de trabajo, sin disminución salarial ni pérdida de derechos laborales” (art. 5). Asimismo, atendiendo a la crítica situación por la que atraviesa la provincia, el proyecto señala que su producción “deberá atender la crisis social y alimentaria en la provincia proveyendo de insumos alimentarios a comedores populares, escuelas y hospitales públicos” (art. 6).

La situación de las familias de Minetti es urgente, y no resiste ningún pacto social. Sin embargo, en una provincia acicateada por los cierres de fábricas, los despidos y las suspensiones, las conducciones sindicales sostienen una tregua evidente con el gobierno. Incluso recurren a la lucha de Minetti como extorción para cerrar paritarias de hambre, o dejar pasar cierres de fábricas o despidos con indemnizaciones al 50%. El planteo de la expropiación para poner a funcionar la planta, marca todo un rumbo a los trabajadores de la provincia que atraviesan por esta dura situación, como es el caso de Plascard, oponiéndose por el vértice a la política de entrega y hambre que propone la burocracia sindical.

Desde la Coordinadora Sindical Clasista, presente con una delegación de activistas y delegados docentes, no docentes (UNC), trabajadores de salud, etc., destacamos la importancia de defender esta perspectiva preparando una fuerte movilización al poder político, a días de que asuman las nuevas autoridades provinciales. 

Entre las resoluciones del plenario se fijó la realización de un Festival Solidario en las puertas de la planta para el próximo 7 de diciembre. Acompañaremos activamente esta instancia, en la perspectiva de que madure la movilización por la expropiación.

En esta nota:

Compartir

Comentarios