fbnoscript
2 de diciembre de 2019

Hotel Bauen: los trabajadores rechazan la orden de desalojo

Se mantienen en vigilia y realizan jornada de apoyo a la cooperativa de trabajadores

Este lunes vence el plazo dictaminado por la Secretaría 18 del Juzgado Comercial N° 9, a cargo de la jueza Paula Hualde, quien ordena que los trabajadores desalojen el edificio del BAUEN para que la misma pase a dominio de la empresa Mercoteles S.A. Ante estas circunstancias, los trabajadores y trabajadoras pasaron la noche del domingo en vigilia y hoy realizan una jornada cultural en las instalaciones del hotel, en defensa de la continuidad de la cooperativa y de los puestos de trabajo. El pasado viernes, realizar una cena de solidaria, en donde participaron distintos sectores sociales, sindicales y políticos.

La empresa Mercoteles S.A., que impugna la continuidad de la cooperativa de trabajadores, es propiedad de Hugo Iurcovich, hijo de Marcelo Iurcovich, quien fuera presidente de la empresa constructora del hotel, Bauen Sacic. Los trabajadores tomaron posesión del edificio tras la retirada de la empresa Solari S.A.- empresa que empleaba a los trabajadores del hotel- a finales del 2001, y sacaron a flote a la misma en el medio de profundas dificultades económicas y sin acceso al crédito y otros tipos de beneficios.

Por estos motivos, la cooperativa presentó un proyecto de expropiación del hotel, que fue aprobado por ambas cámaras del congreso y posteriormente vetados por el gobierno de Mauricio Macri en 2017. Este hecho, y el reciente rechazo de la Cámara Comercial al recurso de queja presentado por los trabajadores, terminaron por agotar las vías procesales, dejando expedita la orden de desalojo dictada por la jueza.

La resolución judicial dispone la entrega del hotel a la empresa Mercoteles S.A. , quien, a su vez, debe indemnizar a la cooperativa en 15 millones de pesos y emplear a 50 de sus integrantes. Federico Tonarelli, Vicepresidente de la cooperativa, señaló “la Cámara les impuso además tomar a 50 de nosotros, un planteo que también rechazamos porque nos pone frente a la decisión odiosa de tener que elegir: el tema laboral se debería resolver para la totalidad del plantel”.

Los trabajadores han señalado que su intención es que la propiedad del hotel pase a manos del Estado debido a que este es dueño de los créditos con los que se financio la construcción del hotel y que nunca fueron cancelados, y por los cuales el Estado Nacional cuenta con sentencias favorables. Motivo por el cual apuestan a un nuevo proyecto de ley, que actualmente tiene estado parlamentario, y que colocaría la propiedad del BAUEN en cabeza del Estado y su gestión en mano de los trabajadores.

Por estos motivos, los trabajadores y trabajadoras convocan a rodear de solidaridad la lucha del BAUEN y a evitar el desalojo de la patronal vaciadora, defendiendo los puestos de trabajo y la continuidad de la cooperadora que ha rescatado y puesto a funcionar, por más de 17 años, el hotel.

 

 

 

Compartir

Comentarios