fbnoscript
7 de enero de 2020

Tenaris Siderca resuelve 90 despidos

La empresa concreta las amenazas de despidos y presiona para imponer sus condiciones en la planta
Por Corresponsal

En horas de la noche del día de ayer, al menos 40 trabajadores que realizaban sus tareas en la planta de Campana, perteneciente a la empresa Tenaris Siderca, fueron impedidos de ingresar a sus puestos de trabajo bajo el pretexto de la extinción del contrato de trabajo por parte de la patronal. El cuadro se completó, hasta el momento, con otros 50 despidos en el turno mañana, que suman al total de 90 trabajadores afectados por la medida de la patronal. Se espera que otros telegramas lleguen en el curso de las próximas horas.

La noticia fue precedida por las reiteradas amenazas de la empresa en vistas al objetivo de achicar el plantel de trabajadores -la cifra que manejan ronda los 300 despidos- en medio de un cuadro crónico de suspensiones: las suspensiones en Siderca son materia común de los últimos 10 años. La medida de la patronal ocurre al vencerse el acuerdo que incorporaba un régimen de suspensiones al 75% del salario a cambio de no realizar despidos y una cláusula de “paz social”.

Reforma laboral o despidos

Estos despidos vienen precedidos por las presiones de la patronal para incorporar modificaciones al convenio que flexibilicen las condiciones de trabajo de los obreros en medio de los coletazos de la crisis mundial y su impacto sobre la Argentina.

De esta manera, la empresa se ha valido durante el último periodo de contrataciones a plazo y de la incorporación de trabajadores precarizados para mantener sus márgenes de rentabilidad.

A pesar de que la empresa alega dificultades económicas, la siderúrgica Tenaris concluyó el 2018 con un crecimiento interanual de sus ganancias del orden del 63% (Iprofesional 21/2). En el 2019 fue beneficiaria de las sucesivas devaluaciones, a pesar de las dificultades creadas por el escenario económico mundial. El pulpo Techint mantiene inversiones por casi todo el mundo: la firma Tenaris S.A. acaba de adquirir al fabricante estadounidense de tubos de acero IPSCO Tubulars Inc. por U$D 1.100 millones (mejorinformado 7/1).

Los despidos ocurren luego de una serie de ataques de la patronal contra la organización gremial de los trabajadores, que data de  persecuciones contra los delegados, supresión de permisos, cambios de turnos, juicios de desafuero y otras arbitrariedades. El antecedente más grave fue el despido de un miembro de la Comisión Interna, y la intervención de la empresa para reducir el número de la interna de 7 a 5 trabajadores.

Plan de lucha

Se vuelve necesario realizar urgentemente asambleas por sector y un debate en todo Siderca para definir las medidas de lucha, y un paro seccional de la UOM hasta que todos los trabajadores sean reincorporados. Se pueden quebrar los despidos de la patronal.

Compartir