fbnoscript
11 de febrero de 2020

Paro de colectivos: por un verdadero plan de lucha

Por Corresponsal
(Agrupación clasista de trabajadores de UTA – LA Naranja)

Al momento de escribir esta crónica se está desarrollando un paro de un sector de líneas (pertenecientes al grupo Dota). En el área metropolitana, según Clarín, no funcionan los colectivos 5, 6, 7, 8, 9, 10, 20, 21, 23, 24, 25, 28, 31, 44, 50, 51, 56, 57, 74, 76, 79, 84, 91, 99, 101, 106, 107, 108, 117, 130, 135, 146, 150, 161, 164, 168, 177 y 188. En las áreas municipales, protagonizarían la huelga los choferes de 256, 263, 271, 299, 370, 373, 384, 385, 388, 403, 405, 421, 429, 435 y 543 (esto es principalmente zona sur del Gran Buenos Aires).

La postergación, aceptada por la conducción de UTA, del cobro de los aumentos ya pactados y que correspondía cobrar estos días, es la gota que rebalsa el vaso de un gremio castigado por la miseria salarial, las condiciones esclavas de trabajo el manejo patronal despótico de las empresas.

El argumento patronal de que el pago del aumento depende de que el gobierno normalice los subsidios, debería ser inadmisible  para un gremio que acumula una pérdida salarial relativa enorme. Corresponde una respuesta gremial vigorosa, para quebrar este manoseo. Respuesta que no se puede esperar de la burocracia de Fernández, que es la responsable de este pacto ajustador. Por su lado la fracción disidente de la burocracia, la de Bustinduy, vinculada a la patronal del monopolio Dota  -y  responsable del reciente asalto a la central de UTA - convocó a un paro de 24 hs. para este martes 11. Se trata de un sector cómplice de las entregadas de años en la UTA, cuya intención,  es el desplazamiento de una camarilla del gremio por otra para hacerse cargo de los millonarios fondos del sindicato y la obra social. La respuesta de la camarilla de Fernández fue la esperada: llamar al gobierno y las empresas a reprimir la medida.

No debe subestimarse el hecho que amplios sectores de trabajadores y activistas antipatronales, van a ver esta convocatoria como una oportunidad para movilizar al gremio por sus reclamos más legítimos y sentidos. La agrupación Naranja emitió un comunicado llamando a la realización de asambleas en las líneas para resolver el programa y el método de la medida que se tome. Y qué iniciativas corresponderán ante una negativa de la patronal y el gobierno.

Una lucha efectiva debe ser independiente tanto de Fernández como de Bustinduy. La deben dirigir los trabajadores. La línea 540 de zona Sur –Puente La Noria– resolvió el bloqueo de la circulación de dicha terminal, como una manifestación independiente y antiburocrática dentro de la jornada de hoy. 

La Naranja planteó en su comunicado: Salario básico mínimo que recupere lo perdido y cubra la canasta familiar. No al aumento por decreto, paritaria libre y cláusula gatillo automática por costo de vida – recuperación de la Obra Social para los trabajadores y sus familias – Basta de patotas - Democracia sindical, libertad de presentación de delegados y directivos.

En esta nota:

Compartir

Comentarios