fbnoscript
18 de febrero de 2020

El diluvio y la precarización laboral en las apps

Por Lucas Martin
ATR (Agrupación de Trabajadores de Reparto)

En el día de ayer, la ciudad de La Plata se vio desbordada en pocas horas por un diluvio que inundó las calles en el centro y en la periferia. Esto trajo nuevamente los peores recuerdos de la inundación que azotó a la ciudad en 2013, dejando centenares de víctimas. La lluvia también puso de relieve que las obras realizadas en los últimos años, no han servido para evitar nuevos anegamientos en las barriadas y el centro de la ciudad.

Esta vez, la nota de la jornada la dieron las empresas del reparto. Mientras caían mas de 200ml en un par de horas, Rappi una de las principales aplicaciones del reparto incitaba a los trabajadores a salir a trabajar bajo la lluvia, ofreciendo un aumento en la ganancia por repartir bajo la lluvia.

Esta situación pone de relieve los principales problemas que sufrimos los trabajadores de las aplicaciones. Por un lado, la baja tarifa mediante la cual se calcula la ganancia de los repartidores, hoy en día en 40$. Por eso, las empresas tienen que ofrecer un bono que duplica la ganancia para que algunos se arriesguen a salir bajo la lluvia para trabajar. Además, este bono es asumido por los clientes y no por la empresa, es decir que no afecta las ganancias empresarias, sino que las aumenta pues la empresa aprovecha y también aumenta su comisión.

Por el otro, las terribles condiciones en las que tenemos que desenvolver nuestro trabajo. La empresa nos incita a trabajar bajo la lluvia, sin ningún tipo de reconocimiento de la situación de dependencia, de seguro médico (ART) o del vehículo con el cual se trabaja, exponiéndonos a una situación de precariedad absoluta frente a condiciones climáticas muy adversas. A esto se suma el flagelo que sufrimos los repartidores siendo víctimas de la zona liberada por parte de la policía, que continua a pesar del aumento de los controles policiales y de tránsito.

Esta situación no es un problema aislado que sufren solo los trabajadores de las aplicaciones. El modelo de “uberizacion” de la economía es el centro de la reforma laboral que quiere imponer el FMI y los distintos gobiernos. Ya la impulso Macri, con el acompañamiento de la burocracia sindical peronista, en Vaca Muerta y en otros gremios. El gobierno de los Fernández pretende continuar avanzando en este modelo en el resto de las ramas de la industria. Para los trabajadores significa un retroceso en sus condiciones de trabajo al nivel del siglo XIX cuando no existían los derechos laborales que protejan al obrero.

Frente a esto, los trabajadores del reparto tenemos que organizarnos en asambleas o reuniones abiertas de todas las aplicaciones para empezar a discutir estos problemas, impulsando acciones de lucha que pongan sobre la mesa  nuestras reivindicaciones y nos permita avanzar en mejores condiciones de trabajo.

Planteamos un aumento de la tarifa base por pedido, recargos por demora y distancia, reconocimiento de la relación de dependencia por parte de las empresas del reparto, seguro médico y vial, derogación del aumento del 51% del monotributo.

 

Compartir

Comentarios