fbnoscript
22 de febrero de 2020

Kimberly Clark: por el cierre inmediato de las causas contra los trabajadores

Próximo jueves 27, movilización a tribunales y al municipio de Quilmes.

Los papeleros de Kimberly Clark han sido citados a declarar bajo la denuncia de usurpación de la propiedad privada, referida a la ocupación de fábrica que realizaron durante 70 días en defensa de sus puestos de trabajo y para evitar que la empresa multinacional retire la maquinaria.

El avance de las causas judiciales busca amedrentar a los trabajadores que reclaman la reapertura de la planta, y la intervención estatal para evitar su vaciamiento y poner en marcha la producción. Los trabajadores han demostrado durante la histórica ocupación la capacidad de producir sin la presencia patronal, y también y rol social de su trabajo, siendo proveedores de hospitales, escuelas y comedores, desabastecidos de papel higiénico, rollos de cocina, entre otros productos.

Por otra parte, la judicialización de la lucha de los papeleros contra el cierre de la planta de Bernal busca aleccionar al conjunto de los trabajadores que siguen enfrentando ataques contra el salario y los puestos de trabajo, por eso el reclamo del cierre de las causas debe ser una causa de todo el movimiento obrero y popular.

El gobierno de Fernández y Kicillof, que dicen venir a poner de pie la industria, no ha tomado ninguna medida para revertir los cierres de fábricas y los miles de despidos. Los trabajadores de Kimberly hasta el momento no han recibido ninguna propuesta concreta, sino más bien han sido bicicleteados en reuniones con ministros y funcionarios, incluida la intendenta de Quilmes, la camporista Mayra Mendoza. La preocupación central del gobierno nacional es el pago a los acreedores y se mantiene subordinado al FMI, mientras el gobernador Kicillof posterga el pago a los docentes, y Mendoza despide estatales. En la reciente visita de Kicillof al distrito de Quilmes, anunció condonaciones a los empresarios con deudas impositivas y con infracciones laborales, pero nada favorable a los trabajadores, ni mención alguna a los papeleros de Kimberly Clark y Ansabo que pelean hace meses por sus puestos de trabajo frente a los cierres de ambas plantas.

Según declararon los propios funcionarios del gobierno a los trabajadores de Kimberly Clark, la empresa multinacional yanqui, que aún mantiene dos plantas en el país, comenzará a importar los mismos productos que realizaba en la planta Bernal. El reclamo de los trabajadores papeleros por poner en marcha la planta sigue vigente, y está dirigido al Estado que debe intervenir en ese sentido, poniendo en primer lugar la defensa de los puestos de trabajo.

La Federación Papelera y el sindicato papelero de Quilmes se dedicaron a aislar la lucha de los compañeros, en un cuadro en el que arreciaron los despidos y los cierres en la industria del papel. Ahora anuncian la realización de “asambleas” en diferentes fábricas por reclamo salarial. Una puesta en escena de un gremio al que no se le conoce una sola lucha.

Es necesario un plenario de delegados de todo el gremio para deliberar y resolver un plan de lucha que unifique los reclamos de recomposición salarial, contra los cierres y despidos, y por la reapertura de Kimberly Clark y Ansabo que resisten por sus puestos de trabajo.

Este jueves 27 movilicemos con todo por el cierre de las causas, y rechazando la judicialización de la lucha de Kimberly. Luego, la movilización se dirigirá al municipio de Quilmes para reclamar la inmediata intervención del gobierno contra el vaciamiento y por la reapertura de la planta. 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios