fbnoscript
20 de marzo de 2020

Los trabajadores del Astillero Río Santiago proponen un plan ante la emergencia sanitaria

Proponen fabricar 100 litros de alcohol en gel por día, y reparar mobiliario para los hospitales.
Por Corresponsal
Tribuna del Astillero Río Santiago

Luego de la autoconvocatoria de los trabajadores del Astillero Río Santiago frente a la Dirección ante la emergencia sanitaria, que puso de relieve la falta de respuestas por parte de la presidencia de la empresa y la falta de iniciativa de la conducción de ATE Ensenada, el Cuerpo de Delegados de la fábrica propuso un interesante plan de producción para la preparación de alcohol en gel en el laboratorio de la planta -con capacidad para producir 100 litros por día- y la reparación de camas, mesas, camillas y muebles para hospitales en sus talleres.

Esta intervención colectiva de los trabajadores ante la pandemia del coronavirus contrasta con la orientación de la conducción de ATE Ensenada, que se había limitado a llamar a una jornada voluntaria para cortar el pasto y para tareas de higiene, que para colmo entraba en contradicción con el asueto por desinfección de los días el jueves 19 y viernes 20, conquistado con la autoconvocatoria del martes.  

Compañeros del sector soldadura destacan que “ante la irresponsabilidad de la empresa -que sacó siete circulares diferentes en dos días- y del gremio que no está a la altura de las circunstancias, se decidió con otros sectores reclamar por nuestra salud para evitar la circulación del virus y que se cumpla el protocolo establecido. La movilización interna y autoconvocada a la Dirección de la empresa nació de las bases”.

El plan que propone el Cuerpo de Delegados contrasta también con el accionar de la presidencia de Ariel Basteiro, que ni siquiera informó de las posibilidades que tiene el ARS para desarrollar este proyecto en la emergencia. Reclamamos que el mismo se lleve adelante bajo el control de los trabajadores, para garantizar que se realice de la forma más eficiente posible y atendiendo las normas de seguridad e higiene.  

La crisis sanitaria puso al rojo vivo la necesidad de revertir el vaciamiento y de defender el Astillero Río Santiago como fábrica estatal, y también que ello solo puede ser obra de la intervención de los trabajadores.

 

Compartir