fbnoscript
25 de marzo de 2020

Mondelez: asamblea general para imponer el cese de tareas

La empresa obliga a continuar la producción más allá de que no se trata de una actividad esencial.

La empresa Mondelez, líder en la producción de galletitas y golosinas a nivel mundial, que cuenta con plantas en Gral. Pacheco y Victoria, continúa funcionando durante el aislamiento obligatorio, amparándose en el decreto del gobierno de ser una empresa con actividades esenciales, debido a que forma parte del rubro alimenticio.

En la planta de Pacheco, luego de un paro el miércoles 18, los trabajadores lograron imponerle a la patronal una serie de medidas de seguridad e higiene: el retiro con licencia de las madres del jardín maternal, de los mayores de 60 años, de los y las trabajadoras que tienen enfermedades crónicas y de las madres que tienen hijos menores de 18 años, con el pago íntegro de los sueldos. En el reclamo también se exigían elementos de higiene y seguridad en todos los sectores de producción, comedor y vestuario, medidas que la patronal estaba incumpliendo y se comprometió a revisar. Estas conquistas representan un importante triunfo de los trabajadores de la planta a través del método de la asamblea y el paro.

Ante el reclamo de que se licencie al conjunto de los trabajadores por la propagación de la pandemia y el riesgo de contagio -la semana pasada un trabajador estaba produciendo con 38 grados de fiebre- la patronal planteo un rotundo rechazo e informo que no habrá sanciones, pero sí descuentos de los días de ausencia. El objetivo de la empresa es regimentar al conjunto de los trabajadores para continuar con la producción a costa de la salud de los mismos. La fábrica mantiene la producción basándose en la esencialidad del rubro, pero este argumento esconde que Mondelez sólo produce productos alimenticios que no son de primera necesidad ante la situación actual.

El sindicato de la alimentación (Stia) convocó a una reunión con la cámaras empresarias y el Ministerio de Trabajo, reproduciendo las resoluciones del gobierno y llamando a esperar algún cambio de las resoluciones del decreto, lo que representa un callejón sin salida para los trabajadores, ya que el gobierno nacional es el primer responsable de esta situación y viene de sumar nuevas actividades a las excepciones a la cuarentena, con el fin de favorecer la ganancia y los beneficios de las patronales en detrimento de la salud de los trabajadores.

En estos días se abre un proceso de debate en dónde la realización de una asamblea general en ambas plantas se coloca a la orden del día, para discutir medidas de lucha hasta imponer un cese de tareas, sin descuentos salariales, para todos los trabajadores.; sin despidos ni suspensiones; y para reclamar un aumento de los aportes patronales para recapitalizar la obra social en el cuadro de la crisis sanitaria.

 

Compartir

Comentarios