fbnoscript
25 de marzo de 2020

Las empresas eléctricas desconocen el protocolo sanitario y el aislamiento ante la pandemia

Por Corresponsal

Las patronales de la energía eléctrica se han aprovechado de las excepciones del decreto de aislamiento obligatorio para obligar al personal técnico, de calle, operativo y de mantenimiento, a que siga realizando tareas habituales y de rutina y no de emergencia. El personal administrativo y de atención comercial trabajan desde sus casas con la modalidad home office, pero sin que la empresa provea de los recursos necesarios para llevar dichas tareas.

Al mismo tiempo, tenemos a las patronales generadoras de energía que obligan a todo el personal a concurrir a tomar tareas; y las distribuidoras, que mantienen la tarea de búsqueda de fraudes para la aplicación posterior de multas. El personal de conjunto está expuesto al contagio y la propagación de virus al no estar garantizados los insumos mínimos de higiene y protección, sin que se ponga a disposición de los trabajadores el transporte requerido desde su domicilio; lo mismo para las cuadrillas que están todo el turno en la calle (sin alcohol en gel, guantes, desinfectante, etc.). Esta situación expone a los trabajadores de Luz y Fuerza ante el dilema de contagiar a sus compañeros e incluso a sus familias. 

Entre los trabajadores existe un malestar y proceso de organización molecular que recorre todos los sectores de Edenor, Edesur, Edelap y las generadoras.

El sindicato de Luz y Fuerza en cuarentena

Por su parte el sindicato aceptó las condiciones que impusieron las empresas. Alegan que entienden toda la situación pero que las empresas "no dan el brazo a torcer": una posición de larga data en la entrega de las condiciones laborales y conquistas históricas. 

Al mismo tiempo utilizan el argumento patronal de que sería "injusto que todos los trabajadores cobren el salario y solo algunos cumplan tareas", dejando que las patronales se envalentonen y avancen contra las condiciones de trabajo, higiene y salubridad.

Los trabajadores de Luz y Fuerza tenemos que intervenir. Por un mínimo de cuadrillas esenciales y que los trabajadores de Preventivo, Dime y Nuevos Suministros (al no ser esenciales) no cumplan tareas. Por guardias mínimas de equipos móviles, de reparaciones en baja tensión y media tensión, sólo atendiendo estrictas urgencias. También, que las cuadrillas de mantenimiento, en todas las dependencias, asistan a su trabajo con el mismo criterio. Solo tienen que salir a la calle aquellos trabajadores que realizan tareas indispensables, como la reposición del servicio y retiro de peligros o el mantenimiento estrictamente indispensable para la generación de electricidad.

Por comités electos por empresa, votados e integrados por los trabajadores, para controlar que se cumplan las cuestiones de salubridad e higiene, y donde solo se convoque a trabajar a los que cumplen tareas de emergencias y de guardias.

 

Compartir

Comentarios