fbnoscript
29 de marzo de 2020

UTA: la línea 500 de Florencio Varela viola los recaudos ante la pandemia

Que la patronal se haga cargo de la protección de los choferes
Por Corresponsal

Las empresas de colectivos de transporte público, con la vista gorda del Ministerio de transporte y de la burocracia de la UTA, siguen funcionando sin los recaudos sanitarios que permitan proteger a los choferes. Ocurre lo mismo en la línea 500 (empresa local de colectivos, actual propiedad de la línea 159).

Siendo una línea municipal, el municipio dirigido por el intendente Andrés Watson (Frente de Todos) es responsable de este abandono. La única medida de seguridad que se ha adoptado es prohibir el ascenso de pasajeros parados y establecer un horario de feriados y domingos.

Al mismo tiempo, como fruto de la presión de los trabajadores, se han licenciado a trabajadores que forman parte de los grupos de riesgo. También hay una dotación de choferes rotativa que se dedica a tareas de desinfección y limpieza de las unidades. Sin embargo, los choferes están expuestos permanentemente al contagio, razón por la cual debería proveérseles de barbijos y guantes de látex descartables, y establecer una distancia con los pasajeros.

Esa es la misma razón por la que corresponde, en estos casos, realizar un test de coronavirus. Al respecto, cabe señalar que hay un reclamo de los choferes de la línea en el sentido de que las dos primeras filas de asientos queden libres y de proteger el sector donde se ubica el chofer con un film.

Todo esto implica un gasto que ésta y las demás patronales no están dispuestas a realizar, solo con el propósito de resguardar sus beneficios económicos. Es necesario realizar un reclamo conjunto de los trabajadores de todas las líneas de colectivos ante estos hechos y organizar en cada lugar de trabajo comités de seguridad e higiene, conformados por los trabajadores, que supervisen la realización de todas las medidas de prevención y sanitarias.

 

Compartir

Comentarios