fbnoscript
29 de marzo de 2020

Larreta utiliza contratadxs precarizadxs para la atención de repatriados aislados en hoteles

Por Corresponsal

A través de un comunicado interno vía mail, lxs trabajadorxs precarizadxs de Jornada Extendida -un programa que funciona en varias escuelas públicas de la ciudad de jornada simple, de los niveles primario y medio- fueron convocadxs a prestar servicio “voluntario” en hoteles donde están llevando adelante la cuarentena personas que han sido repatriadas de otros países.

El gobierno de Larreta aduce que se ha declarado a la educación como un servicio esencial, “quedando aquellos que cumplimos funciones como agentes del gobierno de la ciudad [agentes del estado] a disposición para cumplir tareas de ser necesario”. La comunicación va más allá incluso porque avanza sobre lxs trabajadrxs taxativamente exceptuadxs de cumplir funciones fuera de sus domicilios por ser grupo de riesgo o estar en contacto con personas en riesgo o con hijxs a cargo, ya que aclara que estxs trabajadoxs “deberán informarlo pero así y todo deberán anotarse en algún colegio en caso de ser necesitado en suma urgencia”. El comunicado agrega que, además de la atención en hoteles a repatriados, deberán colaborar en la entrega de viandas o alimentos en las escuelas, enviar actividades virtuales para los alumnos y familias durante la suspensión de clases y estarían “a disposición del Estado para hacer otras tareas futuras de ser necesario”. La comunicación cierra advirtiendo que sólo “por ahora” estaría asegurada la continuidad del cobro de sueldos.

Estuvimos en contacto con trabajadorxs de Jornada Extendida que entienden esa comunicación como una presión del gobierno para utilizarlxs como mano de obra barata para realizar tareas con alto riesgo de contraer COVID-19, sin la preparación adecuada. Un hecho que se suma a la situación de extrema precarización laboral en la que se encuentra el sector, uno de los más castigados a nivel laboral y salarial de la educación porteña.

“Te dicen que en los hoteles podes llegar a hacer lo que haga falta, en definitiva: porque el personal de limpieza del hotel no da abasto o no se saben organizar, para darles las viandas a los que están alojados o lo que sea… Los horarios pueden ser de madrugada, hay trabajadorxs a lxs que les propusieron horario de 23 a 7 de la mañana, por ejemplo.” Menciona unx de lxs trabajadorxs.

Hemos visto fotos en redes sociales de supuestxs trabajadorxs de Escuela Abierta.

“Con respecto a las redes sociales y las fotos, ya desde antes de esta situación de la cuarentena, hay una presión muy fuerte para que lxs coordinadorxs publiquen en sus cuentas de twitter comentarios e imágenes a favor de Jornada Extendida. Incluso les revisaban las cuentas para ver si lo hacían.”

La comunicación deja entrever que la continuidad del cobro no es un derecho, sino que sólo por ahora estaría garantizado.

“A través de las videoconferencias de estos días (por otra parte, agobiantes), nos dijeron que el gobierno derivó todas las partidas presupuestarias para la atención sanitaria de la pandemia y que en cualquier momento podrían cerrar socioeducativos, así que dicen que con más razón nosotrxs teníamos que ser colaborativos y demostrar nuestro compromiso social. Una presión asquerosa, una amenaza de que si no haces lo que pedimos, te despedimos.” Nos cuenta otrx compañerx.

 

¿Cómo es la situación contractual de ustedes?

“Existen mayoritariamente dos formas de contratos: el contrato que nos lo presentan como de nación es íntegramente en negro, no tenés ningún tipo de derecho estatutario, simplemente cobras el dinero sin ninguna relación de dependencia con el gobierno en tanto empleador. La otra modalidad de contrato es de ciudad, cuyos recibos de sueldo aportan para jubilación, obra social, proporcional de vacaciones, etc. Pero el valor de la hora cátedra, comparado con un docente del sistema, está fuertemente desvalorizado, nos pagan menos. Y las licencias no son todas las del estatuto, sólo por enfermedad del agente y sólo para lxs que tienen contratos de ciudad. Algunxs están por fuera de estos contratos y son empleadxs de una fundación que cumplen tareas en Jornada Extendida. No se cobra el sueldo completo en enero y febrero.”

Jornada Extendida es un proyecto que desde su creación estuvo a cargo de Fabián Caponni, quien fuera delegado de UTE de programas socioeducativos, escalando posiciones a roles de coordinación de programas, para luego ser designado por el macrismo en distintos cargos de gestión. Actualmente ocupa el cargo de director general de Educación de Gestión Estatal, llevando a cabo una línea de fuerte ataque a la educación pública y a los derechos laborales docentes.

En lugar de crear escuelas nuevas de jornada completa, que es un reclamo sentido por las familias que viven y trabajan en la ciudad de Buenos Aires, el gobierno creó un programa basado en la precarización laboral para extender la permanencia en escuelas de jornada simple a los chicos que estén cursando sexto y séptimo grados del nivel primario y primero y segundo años de la escuela media. Las actividades de Jornada Extendida se superponen en horario y en la utilización de los espacios de las escuelas primarias comunes los días que allí se llevan adelante tareas en el contraturno, al cual les toca cursar a los alumnos; y tienen convenios con clubes privados y diversos espacios que no dependen directamente del Gobierno de la Ciudad. Con esto, el gobierno pretende elevar la estadística de matrícula cursando en escuelas de jornada completa o extendida de forma indistinta, con bajo presupuesto y trabajadorxs precarizadxs, salarial y laboralmente.

 

 

Compartir

Comentarios