fbnoscript
7 de abril de 2020

EDVSA suspende a 1.700 trabajadores

La empresa EDVSA, Electrificadora del Valle S.A., suspendió por seis meses a 1.700 trabajadores de Comodoro Rivadavia, Salta y Neuquén. La notificación de la suspensión fue enviada por correo electrónico a cada empleado, presentada como “acuerdo de crisis – suspensiones”, e impone el cobro del salario en forma no remunerativa entre un 15% y un 30%.

La empresa que opera desde 1993, cuyo jefe es Osvaldo Nunci, tiene bases operativas en Añelo, Rincón de los Sauces, Comodoro Rivadavia, Cerro Dragón, Las Heras y Rio Gallegos. También participa, junto al grupo Brito,  de emprendimiento eólicos.

El “acuerdo de crisis – suspensiones” se realiza bajo el amparo del artículo 233 bis, mediante el cual se permite el pago de una compensación salarial de carácter no remunerativo y habilita la finalización del contrato laboral como si fuera de común acuerdo, cuando en realidad lo que se impone es un ajuste patronal.

En diálogo con una radio neuquina, una trabajadora relató que trabajó “con normalidad hasta el viernes, cuando un referente del sector comunicó que recibiría un mail de recursos humanos porque ante toda esta situación se estaba reviendo nuestra situación y la continuidad laboral. Me dijo algo de la contratista de YPF, que prácticamente no tenían obras y me dijo que íbamos a tener una reducción del 85% del sueldo (es decir que cobraría el 15%) por 180 días, y después se vería la situación”.

EDVSA argumenta que la decisión se basa también en la caída del precio del barril de petróleo y “las magras expectativas económicas”. Pero son las empresas las que tienen espaldas para soportar una crisis y no el trabajador, fueron ellas las que aumentaron su tasa de explotación con la adenda flexibilizadora del convenio colectivo de trabajo y se beneficiaron con los subsidios del Estado.

Es necesario enfrentar esta ofensiva patronal con un programa que parte de la apertura de los libros contables, la prohibición de despidos y suspensiones y el reparto de las horas de trabajo.  En esa perspectiva se juega a fondo el Partido Obrero.

 

Compartir