fbnoscript
11 de mayo de 2020

Que Camargo Correa pague la crisis de Ferrosur

Ni rebajas salariales, ni suspensiones, ni despidos.

Los secretarios generales de la Unión Ferroviaria y La Fraternidad, Sergio Sasia y Omar Maturano, respectivamente, han difundido entre los trabajadores de la concesionaria de cargas Ferrosur sendos vídeos referidos a la situación de la empresa.

Ferrosur -propiedad del grupo Camargo Correa- ha reclamado un procedimiento preventivo de crisis ante el Ministerio de Trabajo para imponer un recorte salarial del 30% al personal.

En el primer vídeo, Sasia se jacta de un acuerdo por el cual se logró que la empresa abone la totalidad del salario correspondiente al mes de abril. Como el pago efectuado fue hecho en carácter no remunerativo sobre la suma de bolsillo, la empresa se ahorró todas las cargas sociales y la diferencia con el pago en bruto sobre el cual se aplican los descuentos al trabajador. Una vez más, se sacrifican los ingresos de la Anses que corresponden a los trabajadores.

Sasia también amenaza a Ferrosur con que tendrá que abrir las cuentas de la empresa si pretende avanzar con el procedimiento de crisis, pero no explica por qué el miembro que la Unión Ferroviaria tiene en el directorio de Ferrosur nunca mostró esos balances a los trabajadores, con los millonarios beneficios que el grupo Camargo Correa obtuvo en el pasado, ni informó sobre los dividendos que les correspondía a los trabajadores, del 5%, de acciones que están a nombre del personal.

En contraste con la euforia de Sasia, el video de Maturano es menos optimista. Opina que difícilmente el gobierno incluya a Ferrosur en el programa destinado a subsidiar a las empresas cubriendo el 50% del salario de los trabajadores, ya que la lista de empresas que ya lo han solicitado es muy extensa.

Por otra parte, subordina la posibilidad de un adelanto de la entrega de la concesión, que vence en 2023, a una decisión voluntaria de la empresa. Es decir que descarta que el Estado tome una decisión soberana de recuperar el control de la concesión, aunque Camargo Correa no haya hecho inversión alguna durante todos los años que tuvo a cargo la explotación, y a la denunciada venta irregular de material rodante a Loma Negra, otra empresa propiedad del mismo grupo.

Como consecuencia, el secretario general de La Frate augura más suspensiones y una futura reestructuración empresaria sobre la base de despidos.

Esto no se puede tolerar. Por eso, exigimos a los gremios ferroviarios asambleas en todas las bases de Ferrosur y llamamos a todos los compañeros a promoverlas para deliberar y resolver medidas de acción para defender el salario y la estabilidad laboral. ¡Que se hagan públicos los balances de Ferrosur! ¡Que la empresa garantice la continuidad del salario y los puestos de trabajo o que el Estado rescinda la concesión y embargue el patrimonio de Camargo Correa para que sean los capitalistas los que paguen esta crisis!

 

Compartir