fbnoscript
31 de mayo de 2007 | #994

Telefónicos

Para las patronales no hay “conciliación obligatoria”

Abajo los "techos" salariales y los "aprietes"
Por Corresponsal
Agrupación Clasista Naranja Telefónica

Desde el cierre del último conflicto, Telefónica y Telecom siguen golpeando a los trabajadores.

1) No cumplieron con el acta al despedir compañeros tercerizados.

2) Incumplieron el pago de los 140 pesos o directamente los dibujaron en los recibos de sueldo para seguir pagando por productividad o como se les antoje.

3) La afiliación de los trabajadores contratistas y subcontratistas en Foetra también ha pasado a ser desconocida por las patronales, como la mayoría de los puntos que se firmaron.

4) Telefónica aprovechó el cierre del último conflicto para avanzar con el desmantelamiento del edificio de Atento Barracas, cuyos trabajadores fueron traslados a un edificio que no cuenta con las normas mínimas de seguridad e higiene.

5) La patronal continúa con los despidos, como es el caso conocido de la compañera Valeria Rodríguez, delegada de Foetra en Atento Martínez, a la que se le sigue negando el ingreso a su lugar de trabajo.

6) Las empresas incumplen el acta firmada (y homologada por el Ministerio de Trabajo con Foetra) en diciembre de 2005, que establece una nueva jornada de trabajo (de seis horas y media para tráfico y de siete horas para el resto de los grupos laborales) a partir del tercer trimestre de 2007. Estamos entrando en junio y continúan desconociendo la reducción de la jornada de trabajo.

7) Ya entramos en la segunda “conciliación obligatoria”, esta vez por el salario, y nos encontramos ante una provocación tras otra. En medio de la "conciliación", Telecom avanza con el vaciamiento de las oficinas de tráfico y el traslado de cientos de trabajadores del 110 del Edificio Pampa; intenta hacer lo mismo con los compañeros de “líneas” del edificio Conesa/Cramer y de tráfico del edificio Golf.

Se empecinan en golpear a los sectores que más resisten. Por eso en el 110 de Telecom van a fondo para aplicar una polifunción que quiere llevar a los operadores a atender cualquier servicio de la empresa, desconociendo el convenio y las distintas especialidades. Vienen por la polifunción.

Detrás de los traslados y las “mudanzas” se esconden fuertes denuncias de negociados inmobiliarios que se suman a los negocios y a la corrupción que trae aparejada la tercerización indiscriminada de servicios.

Todo esto en medio de un fuerte crecimiento de las ganancias y del negocio de las telecomunicaciones.

Hay que terminar con la impunidad patronal. Las empresas no quieren ceder nada: ni en el acta, ni en la reducción de la jornada de trabajo, ni en el aumento de salarios. Las patronales siguen haciendo su agosto mientras los trabajadores entramos a junio sin el aumento salarial y con suspensiones en los repartidores, descuento de la media hora y “aprietes” por todos lados.

Debemos ofrecer una respuesta organizada y contundente de todo el gremio telefónico.

La "conciliación obligatoria", y sus extensiones, siguen favoreciendo a las empresas. La Agrupación Clasista Telefónica llama a todo el gremio a enfrentar activamente esta ofensiva y hacer respetar los acuerdos firmados. El Ministerio de Trabajo es cómplice abierto de los intereses patronales.

Los trabajadores de Fate, los docentes de Santa Cruz, los trabajadores del Subte y de la alimentación están en una lucha ejemplar para recomponer el salario y las conquistas de los trabajadores. Los telefónicos tenemos que salir a luchar por lo que nos corresponde. Porque, como todos sabemos, podemos ganar. Rompamos el techo salarial del gobierno.

Vamos por lo que nos corresponde.

Aumento salarial del 25%.

Reducción de la jornada de trabajo y cumplimiento de las actas firmadas y homologadas por el Ministerio de Trabajo.

Unidad para luchar por el convenio Foetra y el pase a planta permanente de todos los tercerizados y contratados.

En esta nota:

Compartir

Comentarios