fbnoscript
25 de mayo de 2020

Casinos del Río de Cipolletti: una primera victoria de los trabajadores

Los trabajadores de la firma Casinos del Río de Cipolletti (unos 80 aproximadamente) vienen de conquistar el pago total del sueldo correspondiente al mes de abril, el cual quedó conformado por un 50% pagado por la patronal y el restante 50% por el Estado nacional, sobre la base de los subsidios otorgados por el gobierno a las empresas.

La totalidad del pago del salario se concretó después de varias semanas de reclamos, los cuales se iniciaron por la vía administrativa para culminar el viernes 22 de mayo con una convocatoria de unos 40 trabajadores en los portones del casino, hecho que fue reflejado en los principales diarios de la región.

La evolución en la metodología de organización y lucha de los trabajadores confronta fuertemente con la posición del sindicato del sector, Aleara, y del delegado de la planta, adepto a la conducción de este, quienes desde el principio se negaron a encabezar este proceso sin siquiera poner los recursos del sindicato al servicio de la lucha.

Este mismo sindicato no titubeó en acompañar la rebaja del salario a los trabajadores de los sectores de gastronomía y hotelería de esta casa de juegos, como también a aquellos que se desempeñan en el Casino Magic de la vecina ciudad de Neuquén, quienes percibieron un 75% del sueldo actual y de los cuales el Estado nacional aporta el 50%.

Estas casas de juegos de azar no solo se benefician con la eximición de gran parte de los impuestos existentes, sino que además funcionan sin inconvenientes, adeudando millones de pesos en impuestos que se transforman en ganancias jugosas para sus propietarios, tal es el caso de Casinos del Río en Cipolletti.

Esta firma, con una casa de juegos de azar en la localidad y varias más en otras ciudades de la región, venía facturando millones de pesos tan solo en Cipolletti según cuentan sus trabajadores. Sin embargo, la patronal no dudó en sumarse al rescate empresarial que propuso el Ejecutivo nacional a partir del decreto firmado por Alberto Fernández, beneficiándose a partir de los recursos generados por la clase trabajadora y que el gobierno destina al salvataje de los capitalistas.

El comienzo de la cuarentena y la restricción de ciertas actividades sirvieron como excusa para que la firma planteara que la reducción de ingresos –aunque sigue funcionando de manera online- le impediría pagar los salarios desde abril, solicitándole al Estado un nuevo salvataje económico. Queda de manifiesto aquí que la principal finalidad del decreto de Fernández es sostener las ganancias de los capitalistas sobre la base de hipotecar las arcas de la Anses y los ahorros de los jubilados y trabajadores.

El regreso a las actividades normales no demorará ya que la cuarentena viene siendo flexibilizada en nuestra ciudad como consecuencia de la presión empresarial, escenario en donde tanto la patronal como el sindicato intentarán que sean los trabajadores los que carguen con las consecuencias de la crisis que se agudizó con el Covid-19.

En este marco, la breve pero intensa experiencia realizada por este grupo de trabajadores- a la cual el Partido Obrero se sumó aportando su fuerza militante- y las conclusiones de las victorias obtenidas por los mineros de Andacollo, el Sutna y Morvillo, deben colocar en su agenda inmediata la necesidad de desarrollar asambleas –virtuales o presenciales- permanentes entre los compañeros del casino, como así también extender el proceso de lucha al resto de las casas de juegos de azar de la región, con el objetivo de preparar las bases para una lucha común. En esta perspectiva, la construcción de plenarios de referentes y delegados de base de los distintos casinos será una tarea estratégica que posibilitará una mayor coordinación frente a futuros ataques.

Viva la lucha de los trabajadores del Casino del Río. Por el pago total de los salarios a los trabajadores. Ningún despido ni suspensión. Por asambleas de base en el Casino del Río.

 

 

En esta nota:

Compartir