fbnoscript
26 de mayo de 2020

CABA: importante corte en Cobo y Curapaligüe

La salud y el hambre no pueden esperar.
Por Ani Ge
médica residente

En el día de hoy la Asamblea de trabajadorxs del Hospital Piñero y su área programática, en conjunto con la Asamblea de Residentes y Concurrentes de CABA y acompañada por organizaciones sociales y la Red de familias, docentes y organizaciones del bajo flores, realizamos un corte en Cobo y Curapaligüe. Esta acción tuvo como objetivo la visibilización de la extrema vulnerabilidad de los vecinos de la villa 1 11 14 y de la precarización de los trabajadores de la salud, ambos agravados por la pandemia. 

A más de sesenta días de iniciada la cuarentena, la Asamblea de Residentes y Concurrentes de CABA decidió acompañar esta medida, junto con una presencia y conferencia de prensa en el Ministerio de Salud, ya que este no ha dado curso a la resolución de las demandas que hemos presentado desde el primer momento. Los equipos de salud llevan adelante sus tareas con insumos faltantes o de mala calidad, precisamente: los barbijos quirúrgicos que tienen una utilidad de 4 horas son provistos una vez al día para toda la jornada laboral, los camisolines de mala calidad no son hemorrepelentes y las máscaras de protección facial fueron obtenidas mediante donaciones. Asimismo, más de 1.400 concurrentes continúan sin salario ni ART. Como consecuencia de esta precarización laboral el número de trabajadores de la salud contagiados se incrementa periódicamente. 

El programa Detectar se implementó sin aumento de presupuesto y en base a contratos precarios. Pretenden que los trabajadores de los Cesac (centros de salud) cubran el dispositivo de San Lorenzo, descuidando las tareas que desempeñan en los centros de salud. Se suman a este programa los promotores de salud, en calidad de becarios, sin ART. También, personal del IVC (Instituto de Vivienda de la Ciudad) y organizaciones sociales sin capacitación en salud y sin elementos de protección personal adecuado para atender casos sospechosos de Covid-19. 

 

Es imperioso denunciar que gran parte del circuito que se activa luego del hisopado es mayormente desconocido por los pacientes, familias y equipos de salud a cargo de rastrear posibles contactos estrechos. Este mecanismo es desorganizado, sin información clara y muchas veces se replica la situación de hacinamiento: en ocasiones hay más de un grupo familiar por habitación, sin cama para cada integrante, sin agua caliente ni elementos de higiene y sin un abordaje integral de la problemática de salud. 

Urge la creación de equipos interdisciplinarios que puedan abarcar las diversas cuestiones que se desprenden de la situación de los pacientes. Por otra parte, es necesaria la comunicación oficial epidemiológica rápida para los equipos de salud y la puesta en marcha de equipos idóneos a cargo del seguimiento de los contactos estrechos.

Durante la jornada de lucha, el Polo Obrero apoyó los reclamos de los trabajadores de la salud, en clara unidad de ocupados y desocupados, y levantó reivindicaciones propias que se hacen sentir en el barrio. Es urgente la distribución de kits sanitarios para las familias, el retiro del ejército de las villas, que el Estado garantice alimentos y el pago del IFE para poder realizar la cuarentena sin hambre.

Frente al avance de la ola de contagios, es necesario el cumplimiento inmediato de los todos reclamos del conjunto de los trabajadores de la salud y de los vecinos.

 

Compartir